Agua: ¿Qué es el Agua? Concepto y Definición

Agua Contaminación, Ciclo, Día Mundial, Importancia y Cuidado

Agua

AguaEl agua (del latín aqua) es una sustancia compuesta por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. Su fórmula química es H2O. A temperatura ambiente es líquida, inodora, insípida e incolora. Se considera fundamental para la existencia de la vida.

El término agua, generalmente, se refiere a la sustancia en su estado líquido, pero la misma puede hallarse en su forma sólida llamada hielo, y en forma gaseosa denominada vapor.

El agua es el único elemento capaz de experimentar tres tipos de estado a priori incompatibles: líquido (mares, océanos, lagos), gaseoso (en forma de vapor de agua en la atmósfera) y sólido (nieve, hielo).

Pero bueno, en su formato más tradicional, el líquido, cuando está a temperatura ambiente, sus características son: inodora, insípida, líquida e incolora, salvo en grandes volúmenes como puede ser el caso de los mares y los océanos, suele mostrar una coloración azul.

Su principal función es la de la conservación de los seres vivos, ya que hasta hoy no existe ninguna forma de vida que pueda sobrevivir sin ella.

El agua cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre. Se localiza principalmente en los océanos donde se concentra el 96,5% del agua total, los glaciares y casquetes polares poseen el 1,74%, los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales suponen el 1,72% y el restante 0,04% se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos. El agua es un elemento común del sistema solar, hecho confirmado en descubrimientos recientes. Puede ser encontrada, principalmente, en forma de hielo; de hecho, es el material base de los cometas y el vapor que compone sus colas.

Desde el punto de vista físico, el agua circula constantemente en un ciclo de evaporación o transpiración (evapotranspiración), precipitación, y desplazamiento hacia el mar. Los vientos transportan tanto vapor de agua como el que se vierte en los mares mediante su curso sobre la tierra, en una cantidad aproximada de 45.000 km³ al año. En tierra firme, la evaporación y transpiración contribuyen con 74.000 km³ anuales al causar precipitaciones de 119.000 km³ cada año.

Se estima que aproximadamente el 70% del agua dulce es usada para agricultura. El agua en la industria absorbe una media del 20% del consumo mundial, empleándose en tareas de refrigeración, transporte y como disolvente de una gran variedad de sustancias químicas. El consumo doméstico absorbe el 10% restante.

Concepto de Agua

El agua es una sustancia incolora, inodora, e insípida, fundamental para la vida y presente en la mayoría de los componentes que integran la Tierra. Este compuesto, según su formula, está constituido por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Puede hallarse en diferentes estados: líquido, es el agua de lluvia, que se encuentra en los ríos, mares, lagos, etc.; sólido, es decir, en forma de hielo; y gaseoso (vapor de agua); aunque cotidianamente llamamos agua al estado líquido de la misma.

El ser humano no puede vivir sin agua, puesto que siendo embrión, un 95% de su cuerpo está formado por ella, más tarde este número se reduce al 80%, al nacer; hasta ser en su vida adulta entre un 65 y 75% de agua. Esta sustancia además, le permite al hombre mantener sus pulmones húmedos, forma parte de las lágrimas y la saliva, y ayuda a la transpiración, simbolizando dos tercios del peso de su organismo.

Llamamos al agua solvente universal, puesto que en ella se disuelven la mayoría de los componentes; excepto algunos como el aceite y la arena, que al juntarse con el agua permanecen aparte, formando, junta a ésta, un sistema heterogéneo. Debido a esta capacidad de disolución, ocurren en ella las reacciones metabólicas.

Pese a ser incolora, en grandes cantidades el agua se muestra de un color azul o verdoso, por la refracción de la luz solar al traspasarla; es por ello que desde el espacio, las aguas terrestres se ven azuladas y bañando gran parte de la superficie.

Definición de Agua

Del latín aqua, el agua es una sustancia cuyas moléculas están compuestas por un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno. Se trata de un líquido inodoro (sin olor), insípido (sin sabor) e incoloro (sin color), aunque también puede hallarse en estado sólido (cuando se conoce como hielo) o en estado gaseoso (vapor).

El agua es el componente que aparece con mayor abundancia en la superficie terrestre (cubre cerca del 71% de la corteza de la Tierra). Forma los océanos, los ríos y las lluvias, además de ser parte constituyente de todos los organismos vivos. La circulación del agua en los ecosistemas se produce a través de un ciclo que consiste en la evaporación o transpiración, la precipitación y el desplazamiento hacia el mar.

Se conoce como agua dulce al agua que contiene una cantidad mínima de sales disueltas (a diferencia del agua de mar, que es salada). A través de un proceso de potabilización, el ser humano logra convertir el agua dulce en agua potable, es decir, apta para el consumo gracias al valor equilibrado de sus minerales.

El agua mineral, por su parte, es el agua que contiene minerales y otras sustancias disueltas, de modo tal que se le agregue un valor terapéutico o se altere el sabor. Este tipo de agua es el que se comercializa envasado en todo el mundo para el consumo humano.

Es importante destacar que la escasez de agua potable en numerosas regiones del planeta genera más de 5 millones de muertes al año.

¿Qué es el Agua y Cuál es su Ciclo?

Como ya se ha dicho, el agua es un compuesto químico cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, expresado con el símbolo químico, H2O. Desde siempre ha sido protagonista, tanto para la naturaleza como para el hombre. Pues ocupa el 72 % del planeta y más de 70% del cuerpo humano es agua.

Sus principales características físicas son:

  • Carece de olor, color y sabor

  • Su punto de ebullición es alcanzado a los 100ºC y el de fusión a 0ºC

  • Posee una gran tensión superficial, es decir, elasticidad.

  • Su calor específico es de 1cal/ºC

  • Por ser una molécula polar, es un gran disolvente de sustancias.

  • Experimenta tres estados de la materia; sólido, líquido y gaseoso. Cuando está en estado sólido, las moléculas están unidas por un enlace de hidrógeno. En el líquido, por un aumento de la energía cinética (producto de la elevación de la temperatura) se rompen algunos enlaces de hidrógeno. Por último, en el estado gaseoso, la energía cinética rompe todos los enlaces, quedando todas las moléculas sueltas.

El agua en la Tierra participa de un proceso llamado ciclo del agua o ciclo hidrológico. Consiste en la circulación del agua por distintas partes de la hidrosfera gracias a reacciones químicas que la van trasladando. En la hidrosfera, donde mayor cantidad de agua hay, es en lo océanos y mares. Le sigue los hielos ubicados en los polos y altas montañas, luego los ríos y aguas subterráneas, y por último, y con muy poco volumen, en la atmósfera como vapor en forma de nube.

Para que se lleve a cabo el ciclo hidrológico, el agua pasa por los siguientes procesos:

  • Evaporación: El agua pasa del estado líquido al gaseoso. Se evapora de la superficie de la tierra, ya sea océano, mares o ríos. También contribuye a la evaporación la transpiración de los seres vivos.

  • Precipitación: Se produce una condensación o sublimación inversa del agua, como son las lluvias, escarcha, nieve o el rocío, que hacen que la atmósfera pierda agua.

  • Infiltración: El agua penetra en la superficie de la tierra. Ésta vuelve a salir por evaporación o transpiración de las plantas.

  • Escorrentía: Son los medios que permite que el agua se deslice cuesta abajo.

  • Circulación subterránea: Al igual que la escorrentía, pero bajo la superficie. Producto de la gravedad.

En la actualidad, el agua se ha transformado para el hombre en un problema de gran envergadura considerándolo un recurso vital. Pese a que aparentemente el ciclo del agua de la seguridad de que el recurso se está renovando constantemente, hay menos agua que antes. A esta realidad se le adjudican principalmente tres razones; el aumento de la densidad demográfica, la contaminación y el calentamiento global. El problema también está en que todavía la humanidad no ha tomado conciencia del problema, pues se sigue contaminando y desperdiciando y se llegará a un punto en que se va a considerar el agua como un recurso tan escaso como es hoy día el petróleo, lo que lleva a algunos a especular que las guerras del futuro serán libradas por el agua.

Contaminación del Agua

La contaminación hídrica o contaminación del agua se produce cuando se le agrega o deposita algún material, y eso afecta a su comportamiento habitual.

La contaminación de las aguas puede venir de fuentes naturales o de actividades humanas. En la actualidad la más importante sin duda es la provocada por el hombre. El desarrollo y la industrialización suponen un mayor uso de agua, una gran generación de residuos, muchos de los cuales van a parar al agua y el uso de medios de transporte fluviales y marítimos que en muchas ocasiones, son causa de contaminación de las aguas. Las aguas superficiales son en general más vulnerables a la contaminación de origen antropogénico que las aguas subterráneas, por su exposición directa a la actividad humana. Por otra parte una fuente superficial puede restaurarse más rápidamente que una fuente subterránea a través de ciclos de escorrentía estacionales. Los efectos sobre la calidad serán distintos para lagos y embalses que para ríos, y diferentes para acuíferos de roca o de arena y grava.

Los contaminantes del agua se pueden clasificar de diferentes maneras. Una posibilidad bastante usada es agruparlos en los siguientes cuatro grupos:

  • Microorganismos patógenos: son los diferentes tipos de bacterias, virus, protozoos y otros organismos que transmiten enfermedades como el cólera, tifus, gastroenteritis diversas, hepatitis, etc. En los países en vías de desarrollo las enfermedades producidas por estos patógenos son uno de los motivos más importantes de muerte prematura, sobre todo de niños. Normalmente estos microbios llegan al agua en las heces y otros restos orgánicos que producen las personas infectadas. Por esto, un buen índice para medir la salubridad de las aguas, en lo que se refiere a estos microorganismos, es el número de bacterias coliformes presentes en el agua. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que en el agua para beber haya 0 colonias de coliformes por 100 ml de agua.

  • Desechos orgánicos: son el conjunto de residuos orgánicos producidos por los seres humanos, ganado, etc. Incluyen heces y otros materiales que pueden ser descompuestos por bacterias aeróbicas, es decir en procesos con consumo de oxígeno. Cuando este tipo de desechos se encuentran en exceso, la proliferación de bacterias agota el oxígeno, y ya no pueden vivir en esta agua peces y otros seres vivos que necesitan oxígeno. Buenos índices para medir la contaminación por desechos orgánicos son la cantidad de oxígeno disuelto, OD, en agua, o la DBO (Demanda Biológica de Oxígeno).

  • Sustancias químicas inorgánicas: en este grupo están incluidos ácidos, sales y metales tóxicos como el mercurio y el plomo. Si están en cantidades altas pueden causar graves daños a los seres vivos, disminuir los rendimientos agrícolas y corroer los equipos que se usan para trabajar con el agua.

  • Nutrientes vegetales inorgánicos: Nitratos y fosfatos son sustancias solubles en agua que las plantas necesitan para su desarrollo, pero si se encuentran en cantidad excesiva inducen el crecimiento desmesurado de algas y otros organismos provocando la eutrofización de las aguas. Cuando estas algas y otros vegetales mueren, al ser descompuestos por los microorganismos, se agota el oxígeno y se hace imposible la vida de otros seres vivos. El resultado es un agua maloliente e inutilizable.

Importancia del Agua

Podemos comenzar diciendo que el agua es uno de los elementos naturales que se encuentra en mayor cantidad en el planeta Tierra. Además, podemos agregar que el agua es uno de esos elementos que más directamente tienen que ver con la posibilidad del desarrollo de distintas formas de vida. Del mismo modo que sucede con el oxígeno, el agua es esencial para que tanto los vegetales como los animales, el ser humano y todas las formas de vida conocidas puedan existir. Es importante tener en cuenta que los organismos de todos los seres vivos están compuestos en una alta proporción por agua, siendo que esta es la que compone los músculos, órganos y los diferentes tejidos. Así, el agua se vuelve un elemento de suma importancia para la existencia de la vida.

El agua es un elemento líquido que se encuentra en muchas partes del planeta Tierra en diferentes formas (salada, dulce, etc.). En el caso particular del ser humano, el agua es importante para ser consumida (en cuyo caso tiene que estar potabilizada) y para que el organismo pueda seguir funcionando de manera correcta. En este sentido, podemos decir que el agua es responsable de que todos los tejidos desarrollen sus funciones y capacidades de manera efectiva. Cuando una persona sufre un estado de deshidratación o de falta de agua, estos tejidos comienzan a perder sus capacidades y las funciones son minimizadas al máximo.

Pero el agua no es sólo importante para el consumo del ser humano si no que también tiene que ver con permitir la existencia de un complejo número de seres vivos. En primer lugar, el agua es uno de los alimentos más importantes de los vegetales, por lo cual el agua que llega a través del riego o de la lluvia es la responsable del crecimiento de todo tipo de plantas y de la vegetación que existe en el planeta. Por otro lado, el agua es consumida por los animales y sirve entonces también como un elemento natural de vital importancia para el desarrollo de los mismos.

La protección de las reservas acuíferas disponibles en el planeta es entonces una acción que todos los países, gobiernos y comunidades deben procurar a fin de asegurar que esos cursos naturales de agua permitan la subsistencia no sólo del ser humano si no de cualquier forma de vida conocida.

Importancia del Agua en Seres Vivos

Vamos a ver la importancia que tiene el agua para el correcto funcionamiento de los seres vivos, ya sean animales o plantas:

El agua y las plantas:

Las plantas están formadas por mucha cantidad de agua, hasta un 80 % es agua. Esta agua es usado para el trasporte de los minerales a través de los conductos de la planta, las raíces, el tallo, las hojas etc. De esta manera la planta, al igual que nosotros con la sangre, logran nutrirse.

Las plantas extraen el agua y los minerales del suelo, donde el agua a su vez procede de la lluvia y ha seguido todo el ciclo hidrológico. Al igual que lo animales, las plantas transpiran y participan en el ciclo del agua.

El agua y los animales:

La mayoría de reacciones químicas y bioquímicas del organismo de un animal necesita que esté presente el agua de una u otra manera. El cuerpo necesita el agua para eliminar toxinas y residuos. Al cabo del día, el cuerpo pierde por traspiración y por orina hasta 2 litros diarios que deben ser recuperados en la alimentación. Superando el 15 al 20 % de perdida de agua en peso, el organismo puede llegar a fallecer.

Es por ello que el agua juega un papel determinante de suma importancia para el correcto funcionamiento fisiológico de los seres vivos.

Importancia del Agua en el Organismo

Cabe destacar que el organismo, antes de nacer, vive inmerso en el líquido amniótico de la madre. Se dice que un feto humano a los tres días contiene un 94% de agua y que cuando se convierte en bebé alcanza el 75 % de agua, siendo en la vejez la menor cantidad de agua que es del 65%. La sangre contiene un 83 %, los músculos un 76% y el cerebro un 75%. Los huesos, que quizás a priori podrían parecer carentes de agua, están formados por un 22% de agua. Por todos estos datos, es fácil darse cuenta de la importancia que tiene el agua para el organismo.

El organismo, cada día pierde una media de dos litros de agua al día entre la respiración y la traspiración de la piel y la orina. Es por ello que los médicos aconsejan beber hasta dos litros de agua diarios, o aportarlos en la dieta ya sea con frutas o con vegetales que contengan gran cantidad de agua.

La sed aparece en el organismo cuando se pierde el 2 % del agua, lo que equivale a un litro de agua. Tras perder el 10 %, lo que equivale a 5 o 6 litros, se sufren alucinaciones y la piel se contrae. A partir del 15 %, 8 o 9 litros se puede morir.

El agua es importante para el organismo ya que actúa en la fabricación de las células, ayuda en los jugos digestivos, participa en las señales eléctricas entre músculos, transporta la sangre y elimina los desechos y los filtra a través de los riñones.

Para suplir el agua que perdemos diariamente necesitamos obtenerlo de su ingestión como agua pura o a través de la alimentación. Los vegetales tienen un 80 % de agua, la carne un 65%, el queso un 50%, el pan un 34% y los frutos secos un 20%.

Un organismo joven necesita menos agua, pero a medida que nos vamos haciendo mayores, nuestras necesidades de agua van creciendo. En épocas de calor, se aconseja a las personas mayores que se hidraten y que permanezcan a la sombra ya que son los mas propensos a deshidratarse.

Importancia del agua en la agricultura

Se considera que la agricultura es la función humana que mayor agua demanda ya que el agua está destinada a los riegos de millones de plantas que después serán consumidas por el propio hombre o por el ganado.

Para regar un cultivo se necesita mucho agua, y quizás pensemos que ese agua es necesaria ya que los cultivos son necesarios para el hombre, pero la mayor parte de los cultivos no son para dar de comer al hombre, no al menos directamente, sino para dar de comer a los animales.

Importancia del Agua en la Industria

La industria por lo general suele necesitar y de hecho consume la mayor parte del agua potable destinado a los seres humanos. Infinidad de productos necesitan de grandes cantidades de agua para ser fabricados. La industria por su parte contamina y necesita del agua para diluir los contaminantes y expulsarlos al mar.

Otro tipo de industrias hacen uso del agua como vehículo o como trasporte, como es el caso de las industrias de mercancías que se mueven utilizando el barco o las gabarras para operar en los ríos.

Otras industrias utilizan el agua para generar electricidad. Por ejemplo esta el caso de la energía limpia obtenida de las mareas, o de la energia nuclear que utiliza grandes depósitos de agua para almacenar residuos radiactivos. La industria papelera contamina grandes cantidades de agua de ríos, y la industria petrolífera a su vez contamina indirectamente con la fabricación de plasticos que siempre acaban llegando al mar.

Se sabe que existe una isla del tamaño de Estados Unidos llena de productos de desechos procedentes de la industria y que flota en el pacífico.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!