CARACTERÍSTICAS Y LAS FUNCIONES DE LOS SERES VIVOS

1. La diversidad de los seres vivos

El mundo en el que vivimos es muy diverso, existen seres vivos y seres inertes con características y formas de vida muy diferentes; pero todos los seres vivos, hasta los que parecen más insignificantes o inútiles son necesarios. No hace mucho, por ejemplo, se ha descubierto que los virus son muy importantes en la microevolución de las especies.

Para poder comprender este mundo es necesario que reconozcamos que las diferencias son esenciales y que todos los seres vivos dependemos unos de otros.

01.1.- Las funciones vitales de los seres vivos

Todos los seres vivos, sin excepción, realizan una serie de funciones absolutamente indispensables para el mantenimiento de su vida. Piensa en ti mismo. Tú perteneces a un grupo de seres vivos muy especial: EL HOMBRE. Desde que te levantas hasta que te acuestas por la noche, has realizado una gran variedad de actividades y tu cuerpo ha estado funcionando a la perfección sin que tú te dieras apenas cuenta. Todo lo que has hecho en el día de hoy, todas las actividades que has realizado, se puede agrupar en tres funciones básicas: nutrición, relación y reproducción.

La función de nutrición:

Como ya sabes, para la realización de todas las actividades de la vida es imprescindible el aporte de energía. Con la función de nutrición el organismo vivo obtiene la materia y la energía que necesita.

La nutrición es el conjunto de procesos por los que los seres vivos intercambian materia y energía con el medio que les rodea. Los alimentos son las sustancias que ingieren los seres vivos. Están formados por moléculas, sustancias más sencillas orgánicas e inorgánicas (agua, sales, azúcares, proteínas, lípidos o grasas...) y que pueden ser utilizados por las células, éstos son los nutrientes

Nutrición en vegetales:

Es el proceso por el cual la planta transforma la materia inorgánica en materia orgánica necesaria para su alimentación. En este proceso, el agua y las sales minerales, que llegan de las raíces, se combinan con el anhídrido carbónico que capturan las hojas; y por la acción de la energía luminosa, se produce una reacción química de la cual se obtendrá la glucosa, materia orgánica que necesita la planta, y oxigeno que es liberado a la atmósfera.

Las algas y los vegetales se nutren de forma autótrofa. Para ello toman del medio: el agua, el dióxido de carbono y las sales minerales. Con las raíces toman el agua y las sales del suelo y con las hojas el dióxido de carbono del aire. Por el tallo se distribuye hacia las hojas el agua y las sales y hacia todo el vegetal los productos sintetizados en la fotosíntesis. La raíz entonces además de fijar el vegetal al suelo absorbe el agua y las sales por unos pelillos que existen en la zona pilífera. Esa agua y sales forman la savia bruta que se transporta desde la raíz a la hoja por el xilema a través de todo el tallo. La fuerza para ascender no es otra que la evaporación del agua al evaporarse en las hojas por transpiración.

Una vez que han llegado las sustancias inorgánicas a la hoja, ésta absorbe por los estomas de las hojas el dióxido de carbono que con la energía del sol transforman la savia bruta en savia elaborada (en los cloroplastos). Esta savia elaborada rica en azúcares y materia orgánica ya es distribuida al resto del vegetal por el floema.

Una vez que el vegetal ha adquirido la materia orgánica realizando en los cloroplastos de las hojas la fotosíntesis, debe usar esa materia orgánica para vivir. Los vegetales también necesitan energía para crecer, dar flores, reponer las hojas marchitas... Esa energía la toman del uso que hacen de los azúcares y demás compuestos fabricados en la fotosíntesis. Esa materia orgánica entra en las mitocondrias de las células y en ellas con la presencia de oxígeno se realiza la respiración celular consistente en: tomar materia orgánica y transformarla en energía y dióxido de carbono.

RECUERDA: Es un proceso idéntico al que realizan los animales, salvo que ellos toman la materia orgánica de otros seres vivos: no la fabrican.

Nutrición en animales:

Los animales para vivir necesitan energía, pero no pueden tomarla del sol directamente. Sólo pueden obtener la energía de la transformación de los alimentos y del oxígeno que toman del aire. Así se realiza la nutrición heterótrofa. Los seres unicelulares lo tienen fácil. Toman del exterior, del medio, las sustancias que necesitan. En los seres pluricelulares la cosa se complica. No pueden tomar las sustancias del exterior directamente, muchas de ellas no tendrían acceso al medio externo. Por ello las células se especializan en tejidos, éstos se asocian en órganos y éstos a su vez en aparatos o sistemas que realizan funciones específicas dentro del organismo general.

01.2.- Características de los seres vivos

Las características que identifican a un ser vivo son: nacen y crecen, se alimenta, respira, expulsa residuos, responde ante los cambios, se mueve y se reproduce.

Nacen y se reproducen:

Todos los seres vivos nacen de otro ser vivo semejante a ellos. Entre los animales algunos se desarrollan en el vientre de su madre, los vivíparos. Otros se desarrollan en el interior de un huevo fecundado que fue incubado por sus padres, los ovíparos.

Entre los vegetales algunos nacen de una semilla y otros lo hacen de una espora.

Cuando son adultos, todos los seres vivos tienen capacidad para engendrar otros seres semejantes a ellos mediante distintos sistemas: huevos, crías vivas, semillas, esporas, etc. Es decir, los seres vivos tienen la función de reproducción, sin ella se extinguirían.

Existen dos formas de reproducción:

  • Sexual. Se realiza entre dos seres vivos de la misma especie: macho y hembra, con órganos sexuales diferentes y células sexuales diferentes. Los sexos suelen estar separados.

    Dentro de esta forma de reproducción se da el caso de algunos seres que tienen a la vez órgano masculino y femenino, como muchas flores y, entre los animales, los caracoles. Este tipo de seres sexuales se llaman hermafroditas.

  • Asexual. La puede realizar un solo ser vivo, sin necesidad de otro, generalmente por división o fragmentación. Muchas plantas presentan este tipo de reproducción, aunque también sean plantas de reproducción sexual. Es el caso de los esquejes, como en la planta del geranio. Algunos animales invertebrados: algunos gusanos, los pulgones, pueden también presentar reproducción asexual.

    La reproducción asexual representa una ventaja en tiempo y energía para la mayoría de los seres vivos asexuales.

Alimentación, respiración y crecimiento:

Todos los seres vivos toman del medio (alimentación o fotosíntesis) sustancias que les aportan materia para crecer y energía para sus actividades diarias.

Las plantas fabrican su propio alimento con sustancias sencillas del medio: CO2 del aire, agua y sales del suelo. Son seres con nutrición autótrofa. El proceso de fabricación de su alimento se llama fotosíntesis.

Los animales obtienen su alimento de los tejidos o los órganos de otros seres vivos. Son seres con nutrición heterótrofa.

Todos los seres vivos toman del aire oxígeno. Este gas les permite tratar los alimentos fabricados (plantas) o ingeridos (animales) y extraer de ellos la energía que contienen; como consecuencia se produce un gas (CO2 ) que debe ser expulsado por los pulmones (animales) o por las hojas (vegetales).

En los animales los alimentos se transforman en el interior del aparato digestivo, esto produce otros residuos que es necesario expulsar. Los animales expulsan estos productos residuales con la orina. Este proceso y el anterior están relacionados con una actividad llamada excreción.

Los seres vivos transforman el alimento que ingieren en materia propia para crecer o recuperar las partes dañadas o viejas. La fotosíntesis, la alimentación y el crecimiento; así como la respiración, la expulsión de residuos y otros procesos son actividades relacionadas con la función de nutrición.

Los seres vivos se relacionan:

Todos los seres vivos establecen relaciones entre si: buscar pareja, huir de un depredador, perseguir a su presa, buscar protección en sus padres, etc., y con el medio en el que viven: refugiarse, abrigarse, buscar agua, esconderse, buscar la sombra, el sol o la luz, etc.

Con este objeto todos los animales se mueven: usan patas, aletas o alas para correr, nadar a volar y las plantas también: la hiedra trepa, la raíz se hunde en el suelo, la atrapamoscas caza insectos o reaccionan ante los cambios en el medio: tiritar de frío, sudar por el calor, asustarse por un trueno, etc.

Los cambios en el medio, llamados estímulos, provocan respuestas en los seres vivos (a menudo movimientos). El conjunto de respuestas define un comportamiento destinado a sobrevivir.

Los órganos sensoriales (ojos, antenas o piel) de los animales permiten captar los estímulos.

Las plantas no tienen órganos pero captan estímulos sencillos: luz, humedad, suelo y responden. Sus respuestas se llaman tropismos (fototropismo, hidrotropismo, geotropismo).

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!