Educación Física: ¿Qué es Educación Física? Historia, Concepto, Importancia, Definición

Definición de educación física

Dentro de la educación en general, como proceso formativo del espíritu humano, la educación física contribuye a su pleno desarrollo, capacitando el cuerpo, través del entrenamiento, y combinando la actividad mental de sincronización de movimientos, aceptación de reglas, con la actividad física, mejorando la aptitud motriz. Es también muy importante como factor de socialización.

La educación incluye también, y fundamentalmente, la enseñanza de valores, entre los cuales la salud, es muy importante. Está comprobado que la práctica deportiva aleja a los adolescentes de la calle, y sus consiguientes riesgos, como la droga o el alcohol.

El término Educación Física incluye varias acepciones como:

  1. El ejercicio físico en general como deportes, juego activo..., cualquier tipo de actividad física que implique ejercicio vigoroso como el trote, bicicleta..., el movimiento con finalidad expresiva (aeróbic...) y cualquier ejercicio con propósitos relacionados con estos tipos de actividades (pesas, gimnasia suave...)

  2. La enseñanza de esta actividad por un profesor u otras personas (por ejemplo, un padre que enseña a nadar a su hijo).

  3. El aprendizaje de actividades físicas que se produce en niños, adultos o personas de cualquier edad.

  4. El resultado real o deseado que se obtiene de esas prácticas.

  5. Una disciplina o campo de investigación que constituye su cuerpo de conocimiento.

  6. Una profesión que basa su práctica profesional en el cuerpo de conocimientos desarrollados.

El alcance formativo de la Educación Física abarca tres grandes dimensiones:

  1. Educación en torno al movimiento: basado en contenidos conceptuales, empíricos e informativos.

  2. Educación a través del movimiento: basado en la formación de valores como la responsabilidad, solidaridad, actitudes y normas.

  3. Educación en el movimiento: "saber cómo" o conocimiento práctico de habilidades, capacidades, destrezas, etc.

¿Qué es Educación Física?

La educación física contribuye al desarrollo armónico del educando mediante la práctica sistemática de actividades que favorecen el crecimiento sano del organismo, y propician el descubrimiento y el perfeccionamiento de las posibilidades de acción motriz. Asimismo, a través de la práctica de juegos y deportes escolares se fortalece la integración del alumno a los grupos en los que participa.

La educación física es también un medio para promover la formación de actitudes y valores, como la confianza y la seguridad en sí mismo, la conciencia de las posibilidades propias, el respeto a las posibilidades de los demás y la solidaridad con los compañeros.

Los programas de Educación Física tienen características propias, pues sugieren actividades que el maestro debe seleccionar y organizar con flexibilidad, sin sujetarse a contenidos obligatorios ni a secuencias rígidas. El único principio para organizar el trabajo es que las actividades correspondan al momento de desarrollo de los niños y tomen en cuenta las diferencias que existen entre ellos. De acuerdo con estas ideas, la evaluación que realice el maestro no se guiará por el logro de determinados objetivos, sino por la participación y el interés mostrado por los niños.

La educación física tiene una función muy importante en la orientación de los niños para el uso de su tiempo libre. En realidad, sólo una parte menor del tiempo que los niños dedican al juego físico y al deporte lo ocupa la escuela; de ahí la necesidad de que ésta contribuya a que las actividades autónomas de los niños sean más estimulantes y adecuadas al desarrollo de sus posibilidades.

Propósitos generales

  • Estimular oportunamente el desarrollo de habilidades motrices y físicas para favorecer el desarrollo óptimo del organismo.

  • Fomentar la práctica adecuada de la ejercitación física habitual, como uno de los medios para la con-servación de la salud.

  • Promover la participación en juegos y deportes, tanto modernos como tradicionales, como medios de convivencia recreativa que fortalecen la autoestima y el respeto a normas compartidas.

  • Proporcionar elementos básicos de la cultura física para detectar y resolver problemas motrices.

Organización de los contenidos

Las actividades están agrupadas en cuatro campos: desarrollo perceptivo-motriz, desarrollo de capacidades físicas, formación deportiva básica y protección de la salud. Los juegos, ejercicios y rutinas que se sugieren en cada grado deben ser seleccionados y organizados por el maestro, de manera que cumplan propósitos educativos de cada uno de los campos.

Desarrollo perceptivo-motriz

En este aspecto se agrupan contenidos cuyo objetivo es estimular el desarrollo de la percepción y la coordinación motriz (ubicación en el espacio y en el tiempo, equilibrio, lateralidad, coordinación visomotriz y psicomotriz). Estos contenidos se enfatizan en los tres primeros grados de la educación primaria y continúan en los grados superiores para estimular las capacidades físicas coordinativas.

Desarrollo de las capacidades físicas

Comprende los procesos de estimulación, incremento y mantenimiento de la fuerza muscular, la resistencia cardiorrespiratoria, la velocidad y la flexibilidad articular y muscular. Las actividades que se proponen para este eje se presentan gradualmente, considerando los periodos biológicos en los que se presenta cada capacidad, según el ritmo de desarrollo de cada alumno.

Formación deportiva básica

En este aspecto se aprovechan el interés y el entusias-mo del alumno por el deporte, para desarrollar movimientos básicos y propiciar su práctica sistemática atendiendo al momento de desarrollo individual. Durante los primeros grados se utiliza el juego como expresión natural y se continúa con actividades predeportivas que incorporan cada vez mayor grado de dificultad motriz y de relación interpersonal en una formación deportiva inicial.

Protección de la salud

En este aspecto se agrupan los contenidos cuyo propósito específico es la formación de hábitos. Se considera la actividad física un medio valioso que junto con la alimentación balanceada, el descanso, la higiene personal y la conservación del medio, condicionan la salud del ser humano.

La Educación Física en la historia del mundo contemporáneo

1. Introducción

Este artículo está orientado para los alumnos/ as de secundaria. Les va a permitir conocer a grandes rasgos las características de la actividad física en los diferentes periodos de la historia o épocas. La Educación Física, como disciplina, ha ido construyéndose a lo largo de la historia un corpus de conocimiento propio, a base de constantes y desiguales incorporaciones de las diversas ciencias. Así, según los momentos históricos, unas han contribuido más que otras a la conformación de ese corpus, y las ciencias médicas de la educación, o las psicológicas, han formado parte de ella de una manera u otra.

Atendiendo a los antecedentes y a las opiniones de algunos autores en torno a la sociología de la E. F., no se debería realizar una aproximación histórica, tratándola de manera aislada, sino considerándola inmersa en un contexto sociopolítico-cultural. En otras palabras, los distintos métodos y modelos surgidos a lo largo de la historia de esta disciplina son fruto de los principios generales de la ideología, la religión o de la ciencia dominantes en cada época.

2. División general de la historia de la Educación Física

Tradicionalmente, la historia de la disciplina se divide en dos grandes eras: era gimnástica antigua (desde el año 400 a.C. hasta el siglo XVIII), caracterizada por su concepción globalizante, es decir, todos los ejercicios que se practicaban, integran la Educación Física, que aún no se llamaba así. Esta era se divide en tres períodos: helenismo, humanismo y filantropismo; antes de ellos deberemos hacer algunas referencias a lo acontecido durante la prehistoria y las primeras civilizaciones, consideradas pre-helénicas; y era gimnástica moderna (desde el siglo XVIII) durante las que se producirá el nacimiento de las grandes Escuelas y Movimientos gimnásticos que darán lugar a lo que hoy conocemos por Educación Física y deportiva.

2.1. Prehistoria

La evolución de la E. F. se remonta a los orígenes del hombre, quién para subsistir, se enfrentaba continuamente a situaciones adversas. Los hombres prehistóricos realizaban la actividad muscular por medio de ejercicios utilitarios, indispensables para la vida, como eran: la caza, pesca y uso de útiles y armas rudimentarias, los mismos ejercicios que se siguen practicando en la actualidad, aunque sistematizados y con técnicas y tácticas adecuadas.

2.2. Civilizaciones Prehelénicas

La Educación Física aplicada de forma sistematizada y con objetivos, tiene sus orígenes en las antiguas civilizaciones, India y China, donde la práctica era de forma semejante a nuestra gimnasia, recibiendo el nombre de Cong-Fu, creado hacia el año 270 a.C., con un fin religioso, curar el cuerpo de enfermedades y debilidades que le impidieran ser un servidor del alma.

Por su parte, los japoneses, apoyándose en los puntos débiles del cuerpo, encuentran los primeros Jiu-jitsu, destinados a asegurar la superioridad física de los samuráis. En estos países se utilizan también juegos y danzas a la enseñanza. Más tarde en las culturas mesopotámica y egipcia se dirige su práctica a la consecución de una mejora de la salud y a la preparación bélica del hombre, los egipcios practicaban hacia el 2500 a.C. la lucha con palos, destinada sobre todo al entrenamiento de sus soldados, al parecer, sin objetivo competitivo. Los jinetes persas y tibetanos fueron los primeros en jugar al Polo que desde la India pasó a la China, a Japón, al mundo Árabe y a Europa.

2.3. Antigüedad Clásica: primeras diferencias entre Actividad física (Gimnasia) y otras prácticas corporales.

2.3.1. Grecia

Como es sabido, se considera a Grecia, la cuna de al cultura occidental, lugar del que se toman algunas de las primeras referencias en los saberes filosóficos, médicos o matemáticos, entre otros. Grecia, nos legó esa creación magnífica que se denomina cultura Helénica o Clásica. Es también en Grecia donde encontramos el origen de la palabra gimnasia, que significa desnudo, por la forma en que los griegos realizaban los ejercicios gimnásticos.

Durante los siglos que duró el apogeo de la sociedad griega puede observarse una notable evolución en cuanto al concepto de cuerpo y a los valores que se le asignan, desde la Grecia Arcaica hasta la Helenística (siglos VIII a. C. Aproximadamente). Sin embargo, siempre supieron diferenciar la gimnasia utilizada como educación, de la agonística que concebía los ejercicios físicos con fines competitivos.

Los juegos infantiles, tuvieron también gran importancia. Así, los niños griegos jugaban con la pelota, la soga, la lanza y a “ser reyes”, lo que puede considerarse como la utilización por primera vez de juegos de imitación o de roles.

Tal fue la importancia que los griegos dieron a la actividad física, que sus escuelas se denominaron gimnasios, donde a la vez se instruían en las ciencias, la cultura, la política y las relaciones sociales, se dedicaba a una gran tiempo a la actividad física. De ahí surgieron conceptos como: “un alma de oro y un cuerpo de hierro”, “educación integral, física, intelectual y moral”. En este sentido, y con el propósito de que sus ciudadanos alcanzaran la belleza y la perfección del cuerpo y el alma, la escuela dejaba la educación en manos de los maestros en gramática, en música, en gimnasia. Esa era la relevancia de las prácticas físicas en el contexto del pensamiento filosófico de la época.

Los griegos se consideran los Padres del deporte, puesto que además fueron capaces de recoger, en sus múltiples viajes, una serie de juegos a los que denominaban, genéricamente, Eferísticos, por emplearse en ellos pelotas de diferentes tamaños, así como una serie de Deportes Rudimentarios, que luego perfeccionaron con nuevas técnicas y códigos apropiados.

2.4. Edad Media

En esta época todo está regido por el poder de la iglesia pero ante esto diversas prácticas corporales tienen cierto desarrollo. El atletismo es desconocido en la Edad Media pero destacaremos la aparición de las prácticas corporales en equipo.

Podemos decir que se practicaban en esta época:

2.4.1. La caballería: para llegar a la conquista clara de esta habilidad, aprendían esgrima y equitación a los doce años, cuando tenían quince años acompañaban a los caballeros a cacerías y desde esta edad eran nombrados caballeros. Al ser caballeros se les permitía realizar concursos y torneos como las justas.

2.5. Renacimiento

Época de importantes cambios sociales, políticos y económicos que repercutían directamente en la educación. En el Renacimiento se producen hechos tan relevantes como la invención de la imprenta, el descubrimiento de América, la afluencia de artistas orientales hacia Europa y el resurgir de la cultura clásica. Surge un renovado interés por la práctica de actividad física, que tanta importancia había adquirido en la antigüedad. Los ejercicios físicos estaban excluidos de las actividades de juventud universitaria, al ser dominante la influencia ascética. Los actividades físicas de los caballeros no eran considerados decorosos por los estudiantes, que en su tiempo de ocio se dedicaban a beber e involucrarse en continuas reyertas, intentándose recuperar los conceptos clásicos de dignidad y valor a la vida, lo que originó que las escuelas del Renacimiento dieran gran importancia a la actividad física y que incluyeran en los programas de actividades, ejercicios de equitación, carrera, saltos, juegos, etc…

Los cortesanos prefieren los juegos de salón y abandonan los de pelota, y las carreras de caballos.

2.7. Siglo XVIII

En el siglo XVIII es donde las ideas pedagógicas, en las que se inspira la Educación Física giran alrededor de los conceptos de libertad y exigencias individuales de la educación.

El siglo de la Ilustración descubre la educación natural y en la naturaleza, de la que es máximo representante Jean Jacob Rousseau (1712-1778). En este marco, el ejercicio y el movimiento natural, tiene unos valores propios y típicos de la gimnasia del momento. La actividad física. Tiene para él un valor relevante en la formación de la inteligencia y en la educación integral del individuo.

2.8. Siglo XIX

Las escuelas gimnásticas aparecen en esta época, la moderna, y tienen como característica general una conceptualización diferenciada, frente a la conceptualización globalizante de la Era Gimnástica Antigua, es decir, reconocen los diferentes aspectos de la actividad física: Deporte, Gimnasia, Juego, Danza, Expresión y Comunicación Corporal, etc. En el primer período enunciado, las continuas manifestaciones específicas sobre actividad física, que venían produciéndose en el siglo XIX, darán lugar a principios del siglo XX a la aparición, casi simultánea, de cuatro grandes Movimientos Gimnásticos, correspondientes a la evolución de lo que se ha dado en llamar “las Escuelas”.

2.9. España

La actividad física en España, tanto en la Educación Física con algún tipo de sistematización, como la práctica de cualquier deporte, ha sido mínima, hasta que en el siglo XVIII, comienza la sociedad a demandar atención educativa y, el Estado a plantearse la posibilidad de incluir la Educación Física en su sistema educativo.

Los hechos más relevantes que acontecieron desde ese momento hasta la actualidad fueron la gran reforma que sufre la enseñanza, comienza en España en 1767, durante el reinado de Carlos III, sin embargo, a pesar de los dos grandes avances que se producirían, la educación en general, y la Educación Física, en particular, siguen muy alejadas del resto de Europa.

La Educación Física tardó bastante en estar reconocida en los planes de estudios, de manera que hasta en 1900 no fue una asignatura más en todos los niveles de enseñanza, aunque no con carácter definitivo.

En el siglo XX, a pesar de las abundantes disposiciones legales sobre Educación en general y E. F. en particular, no se originan progresos significativos hasta los años setenta, en que comenzó a producirse cierto aperturismo, manteniendo la Educación Física el carácter higienista y militar que le dio Jovellanos.

La II República (1931- 1936) aborda una amplia reforma educativa en la que se recogen los juegos y el ejercicio físico.

Tras la Guerra Civil (1936- 1939), el deporte se convertirá en un elemento de afirmación del régimen. La Educación Física pasa a ser de nuevo obligatoria en todos los niveles de enseñanza, siempre respetando la separación de sexos y dependiendo de un Ministerio distinto al de Educación, Secretaria General del Movimiento, a quien la Ley de 16 de Diciembre de 1940, encomienda el control, la ordenación y la docencia de la Educación Física en todo el País a través de la Sección Femenina y del Frente de Juventudes.

Los contenidos de la Educación Física se basan en el método sueco: tablas, uniformes, formaciones, despliegues, alineaciones y movimientos analíticos, que se irían modificando para la mujer, con adaptaciones a la gimnasia neo-sueca y la introducción de movimientos ondulatorios, oscilaciones, ballesteos y vaivenes. Para los varones, se corrige su carácter militar hacia tendencias más recreativas.

La Constitución Española de 1978 reconoce, el Deporte, aunque no como un derecho, sino como una competencia y obligación del Estado y de los entes autónomos en su fomento y promoción.

La LOGSE, en 1990, introduce la Educación Física en todos los niveles de enseñanza de forma obligatoria y, en la Universidad, se crea como consecuencia de la Ley de la Reforma Universitaria (LRU), de 1983 y del Decreto de 1991, la especialidad de la Educación Física en las Escuelas de Formación del Profesorado, hoy convertidas, la mayoría, en Facultades de Educación.

Concepto De Educación Física

La educación física pretende ante todo el aspecto corporal del ser humano, así como el desarrollo y perfeccionamiento de sus cualidades naturales, influyendo con ello de forma activa el medio ambiente teniendo como resultado desarrollo integral, así como su formación general del individuo desde el momento que se le proporciona estimulación cognoscitiva, afectiva y motriz, permitiéndole la adquisición de habilidades, actitudes y hábitos para coadyuvar a su desarrollo armónico mediante actividades acorde a sus necesidades e intereses en las diferentes etapas de la vida.

Es una disciplina de carácter pedagógico que tiene como medio a los deportes y que se conjugan con actividades físico recreativas para desarrollar armónicamente las capacidades y habilidades del individuo, y que permitirán un mejor desenvolvimiento en su vida diaria.

A través de la educación física se le enseña al niño a conocer su aspecto corporal, a ser autónomo en sus movimientos, a realizar ejercicios en su vida diaria que lo guiaran a una vida sana, le inculcará los hábitos de higiene así como también querer a la naturaleza.

"La educación física es la disciplina pedagógica que mediante la actividad física, tiende a la eficiencia del movimiento desde las habilidades motrices más simples hasta las más complicadas, con la finalidad de propiciar y conservar el equilibrio de la capacidad funcional del educando."

La educación física es ante todo una educación, no un adiestramiento corporal, ya que no solo atañe al cuerpo, sino también a la persona pues por este medio lo que se pretende en el ser humano, es el enriquecimiento integral de él mismo.

Las actividades que realiza la educadora en la clase de educación física deben de favorecer las habilidades motrices así como el desarrollo de su esquema corporal por medio de situaciones de juego, técnicas de recreación, iniciación al ritmo y actividades permanentes.

Por lo que el profesor necesita conocer y atender las características tanto sociales, psicopedagógicas y biológicas del niño para que así de esta manera pueda organizar y promover las actividades didácticas de una forma congruente y así ayude al enriquecimiento de la armonía y buen funcionamiento orgánico e incrementar las habilidades motoras del niño obteniendo así el máximo aprovechamiento tanto físico y mental.

Por todo lo antes dicho se puede llegar a la definición que la educación física, es de carácter pedagógico, y que va dirigida al desarrollo y perfeccionamiento del ser humano, tanto físico y mental; así como también cabe señalar que esta materia es de importancia, para la buena salud de la persona, pues apoya para favorecer el desarrollo integral del ser humano.

La importancia de la educación física

La cultura física es una parte esencial de todo buen método de educación. Ha de enseñarse a los jóvenes a desarrollar sus fuerzas físicas, a conservarlas en el mejor estado y a hacerlas servir en los deberes prácticos de la vida.

El lugar donde debe empezar la cultura física es el hogar durante la niñez. Los padres deben poner el fundamento de una existencia sana y feliz. Una de las primeras cuestiones a decidir es la de la comida, porque éste es un asunto del cual depende grandemente el desarrollo de los pequeñuelos y la salud de la familia. La pericia en la preparación de los alimentos es de suma importancia, y no lo es menos que el alimento sea de la debida calidad y adecuada medida.

A todos nos es necesario hacer uso de sabiduría en el comer. Si se ingiere más alimento que el que puede ser digerido y asimilado, se acumula en el estómago un residuo que fermenta ocasionando mal aliento y mal gusto en la boca. Se agotan las potencias vitales en el esfuerzo por eliminar los residuos y el cerebro queda privado de energía nerviosa. Menos alimento habría nutrido el organismo y no desperdiciado sus energías con exceso de trabajo. No obstante, se debe proveer alimento sano en cantidad y calidad adecuadas para nutrir el organismo. Si seguimos la regla bíblica: “Si pues coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo a gloria de Dios”, no daremos gusto al apetito a expensas de la salud física, la cual es deber nuestro conservar.

Es importante que en la sociedad actual en la que vivimos, donde hay una tendencia al sedentarismo, casos de obesidad infantil y enfermedades cardiovasculares y musculares, entre otras, se haga hincapié en el impacto positivo que la educación física tiene en las personas y en su crecimiento. Se trata de reflexionar sobre el sentido y los efectos de la actividad motriz, el desarrollo de hábitos saludables, regulares y continuados, así como sobre el placer de sentirse bien con el propio cuerpo, contribuyendo a la vez a la mejora de la autoestima. Hoy en día, cuando los niños y jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo en los centros educativos, donde por lo general se siguen rutinas de actividades de carácter pasivo, se hace más necesario que nunca un adecuado programa de educación física escolar. Además es bueno que el patrón de actividad física aprendido en la niñez y adolescencia continúe en la vida adulta, reduciéndose así el riesgo de padecer enfermedades. Por lo tanto, es importante encontrar formas de motivar a los jóvenes para que se mantengan activos a lo largo de la vida adulta.

Aparte del desarrollo motriz y de la competencia comunicativa, básicas para el buen crecimiento del niño, el área de Educación Física permite tratar las competencias sociales centradas en las relaciones interpersonales a través de la adquisición de valores como el respeto, la aceptación o la cooperación, valores que luego serán trasmitidos a la actividad cotidiana.

En general, los niños que practican algún deporte o que participan de actividades deportivas semanalmente en forma activa, son socialmente niños más participativos e integrados. A través de los juegos colectivos y de equipos, como por ejemplo el fútbol, baloncesto o voleibol, se desarrollan estímulos propios de la concentración, visión de equipo, trabajo en conjunto y estrategias de superación personal. Además, algunos estudios nos revelan que las prácticas deportivas en etapa escolar mejoran el estado de ánimo y disminuyen el riesgo de padecer estrés escolar, ansiedad y depresión en los niños.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!