Ciencia: ¿Qué es Ciencia? Definición, Concepto, Características, Historia

1). La ciencia es el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados, y de los que se deducen principios y leyes generales.

A grandes rasgos, con el término «ciencia», expresamos el conjunto de conocimientos sobre el mundo y de lo que en él acaece, por medio del razonamiento ordenado, la observación sistemática y la experimentación.

Con la palabra «ciencia» también expresamos el cuerpo intelectual formado metódica y sistemáticamente que no sólo explica y describe, sino que además predice bajo determinadas circunstancias.

La percepción de que el conocimiento ordinario es insuficiente para manejar algunos problemas, nos hace caer en la cuenta que la ciencia empieza donde el conocimiento no especializado -ordinario- no llega.

2). Se denomina ciencia a un conjunto sistematizado de conocimientos adquiridos mediante un riguroso método. La palabra deriva del latín scientia, que significa conocimiento. Cabe señalarse que el criterio para definir al saber científico ha variado a lo largo de las épocas, pudiendo un conjunto de explicaciones ser valorada en el pasado y despreciada en el futuro. Más allá de esta apreciación, también hay que destacar que muchos descubrimientos y reflexiones del pasado todavía guardan vigencia.

Si bien en las primeras etapas de la sistematización del conocimiento humano se reconoce una distinción poco clara entre las ciencias y la fe o la devoción religiosa, el paso de los siglos permitió reconocer que, en realidad, se trata de dos herramientas diferentes para el abordaje de ese conocimiento, diferentes aunque no antagónicas, sino, en muchos casos, complementarias, a la luz de la opinión de muchos expertos.

En ese contexto, las raíces de lo que hoy se denomina "ciencia" deben rastrearse en la antigüedad. La cultura griega dejó numerosos escritos con avanzadas ideas científicas. También otras civilizaciones distantes se mostraron con probidad en esta materia, pudiendo servir de ejemplo las civilizaciones precolombinas. No obstante, sus ideas acertadas siempre se mezclaban con otras apreciaciones que distaban de ser científicas. En la misma situación se circunscriben las apreciaciones filosóficas asociadas con conocimientos empíricos que caracterizan, entre otras, a las farmacopeas de las culturas india y china.

El método que rige a la ciencia en la actualidad se enmarca a partir de una serie de pautas necesarias, tales como la posibilidad de que una teoría sea expuesta a pruebas experimentales que la contradigan o la falseen, la posibilidad de que las comprobaciones empíricas sean efectuadas por cualquier persona y la imposibilidad de verificación. Así, los pasos a seguir para respetar un proceso verdaderamente científico son: observar fenómenos; describirlos adecuadamente; extraer una regla general de ellos, elaborando una hipótesis que señale relaciones de causa y efecto; y finalmente, experimentar para comprobar o refutar la hipótesis.

¿Qué es Ciencia?

1). La ciencia (del latín scientĭa 'conocimiento') es el conjunto de conocimientos sistemáticamente estructurados, y susceptibles de ser articulados unos con otros. La ciencia surge de la obtención del conocimiento mediante la observación de patrones regulares, de razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes generales y sistemas metódicamente organizados.

La ciencia utiliza diferentes métodos y técnicas para la adquisición y organización de conocimientos sobre la estructura de un conjunto de hechos suficientemente objetivos y accesibles a varios observadores, además de basarse en un criterio de verdad y una corrección permanente. La aplicación de esos métodos y conocimientos conduce a la generación de más conocimiento objetivo en forma de predicciones concretas, cuantitativas y comprobables referidas a hechos observables pasados, presentes y futuros. Con frecuencia esas predicciones pueden formularse mediante razonamientos y estructurarse como reglas o leyes generales, que dan cuenta del comportamiento de un sistema y predicen cómo actuará dicho sistema en determinadas circunstancias.

2). Ciencia, desde el punto de vista filosófico es todo estudio de las cosas por sus causas, de lo universal y necesario. Esta es una de las definiciones más aceptadas en toda cátedra universitarias para referirnos al concepto de ciencia como tal. Es algo bastante general, tal como el origen etimológico de la palabra (literalmente conocimiento, del latín scientia). De manera más acotada, lo más aceptado por la comunidad científica es que la ciencia se refiere más bien a un partícular método en la búsqueda del conocimiento, lo que llamamos el método científico, al punto es que prácticamente son sinónimos. Es importante recalcar que la ciencia como tal va más allá de estas definiciones, y en sus comienzos incluía a la búsqueda de la verdad mediante la filosofía.

O sea todo dependerá del ámbito en donde la queramos definir. Es así como muchas personas se equivocan al pensar que la ciencia es solamente todo aquel estudio basado en el método científico, o sea el que se utiliza en las ciencias prácticas o más simplemente dicho, en disciplinas como la biología, la física o la química. Pues bien, esto en su sentido más amplio es incorrecto, o por lo menos incompleto.

Existen diversos tipos de ciencias. Tenemos las ciencias sociales, las cuales estudian los actos humanos y las interacciones sociales en el tiempo, ya sea en el presente o en el pasado. Es el caso de la sociología en primer término o también de la historia. Está también el caso de la psicología, encargada de estudiar la psiquis del hombre. Todos estos ejemplos, volviendo a su interpretación filosófica en cuanto a la ciencia, estudian las cosas por sus causas y se interpretan desde lo universal y necesario. Con lo de universal, se busca la noción de lo no contingente. Ya que si no, todo sería objeto de ciencia. Necesario, ya que es importante el hecho de clarificar, de buscar respuestas a la existencia de aquel hecho o ente. Y con causa se entiende que se busca aquel fenómeno que ocasiona lo que se está estudiando.

Con respecto a las ciencias empíricas, estas se basan en un método particular para analizar todo fenómeno y objeto que ingrese en su espectro o campo de acción. Este método contempla, la cuantificación, la observación y la experimentación. Todo aquello a lo cual no son aplicables de estos parámetros, no puede ser estudiado por ellas. Por lo mismo se señala que estas ciencias son limitadas, dado que tienen un campo bien definido (de manera relativa, claro está) de estudio.

En contraposición, tenemos también a las ciencias más abstractas, tal como la filosofía y sus ramas, siendo la metafísica para mi gusta tal vez la más abstracta de todas (se estudia al ente, en cuanto a si mismo o su existencia como tal). En fin, de todas maneras el clasificar una particular disciplina de estudios dentro de lo que consideramos como ciencia es un tema polémico, dado que no todos los grupos involucrados están siempre de acuerdo.

Las ciencias también pueden ser clasificadas de acuerdo a su nivel de abstracción, siendo las empíricas las primeras y como últimas, las de que buscan el conocimiento por el conocimiento en campos donde no se pueden tomar medidas de manera absoluta, como en en ejemplo de la metafísica.

Otra manera de clasificar a las ciencias, plantean algunos, es según el nivel de profundidad de las preguntas con las cuales se comienza a estudiar el objeto en cuestión. Se habla de preguntas primeras o segundas. En este sentido se dice que las ciencias empíricas realizan preguntas segundas, que no van a la esencia de las cosas sino que a su superficie. Y por otro lado tenemos la filosofía, en la cual sus ramas van directo a las preguntas primeras, o aquellas preguntas que van directo a dilucidar el centro del objeto de estudio o problema en cuestión. Como ejemplo, la antropología se preguntará ¿qué es el hombre?, mientras que las ciencias empíricas van a estudiar directamente al hombre, no como un todo, sino como un ser compuesto por diferentes órganos y extremidades. Las ciencias empíricas, se preocupan de lo tangible, al contrario de aquellas que se hacen preguntas primeras, como la filosofía. Y cada cual entregará información y datos útiles relativos a su campo de estudio (la filosofía nos sirve al nivel de la mente, mientras que las ciencias biológicas, por ejemplo, nos han permitido encontrar curas concretas a enfermedades del cuerpo).

En este sentido más amplio la ciencia se ha venido desarrollando desde hace muchos siglos. De manera sistemática, entre los primeros en ponerla en marcha fueron los griegos con el desarrollo de la filosofía natural. Todo esto ocurría tres siglos antes del nacimiento de Cristo, y todavía no estaba del todo claro el rol de la experimentación como medio de análisis y validación.

Los trabajos en el campo de la ciencia filosófica en aquellos años, han perdurado con mucha fuerza, influenciando a la humanidad hasta el día de hoy. En la actualidad, hemos visto como se han desarrollado con gran fuerza e ímpetu las ciencias empíricas, influyendo en la creación de tecnologías que utilizamos a diario sin darnos cuenta. Es así que se han desarrollado grandes teorías y avances en el campo de la física (como los aportes Albert Einstein, sólo por dar un ejemplo célebre) o en las matemáticas (matemáticas avanzadas con la ayuda de las computadoras, capaces de resolver problemas imposibles de enfrentar sin estas herramientas).

Es también de gran interés, para terminar, señalar el rol de la comunidad científica en lo que respecta a las ciencias empíricas. Su papel es de suma importancia y ayuda a discriminar lo que es la ciencia, en el sentido académico, y la pseudociencia o charlatanería. Sobretodo la distinción es de especial importancia el rol de esta comunidad hoy en día, con la presencia de la Internet, donde cualquier persona puede hacer públicas de manera masiva afirmaciones "científicas" sobre algún fenómeno o incluso sobre algún producto comercial, cosa que abunda y no es siempre regulada. Entonces esta comunidad científica (el grupo de científicos reconocidos como tales en el mundo de manera formal) vendría a ser la validación para nuevas teorías y planteamientos. Otro tema interesante es el de la ciencia "frontera" o marginal (fringe en inglés), que si bien estudia fenómenos no aceptados convencionalmente por la comunidad científica, si realiza estos estudios de acuerdo al método científico, con todo su rigor, por lo que no puede catalogársele como pseudociencia.

Definición de Ciencia

Desde los orígenes de la humanidad nuestra especie ha perseguido afanosamente el conocimiento, intentando catalogarlo y definirlo a través de conceptos claros y bien diferenciables entre sí. En la antigua Grecia, los estudiosos decidieron establecer un concepto que permitiera englobar los conocimientos, la ciencia.

Es necesario aclarar previamente que se llama conocimiento a un conjunto de información adquirida a través de la experiencia o de la introspección y que puede ser organizado sobre una estructura de hechos objetivos accesibles a distintos observadores. Se denomina ciencia a ese conjunto de técnicas y métodos que se utilizan para alcanzar tal conocimiento. El vocablo proviene del latín scientia y, justamente, significa conocimiento.

La aplicación sistemática de estos métodos genera nuevos conocimientos objetivos (científicos), que adquieren una forma específica. Primero se realiza una predicción la cual es puesta a prueba a través del método científico y sometida a la cuantificación. Por otra parte, estas predicciones de la ciencia pueden ubicarse dentro de una estructura gracias a la detección de reglas universales, que permiten describir cómo funciona un sistema. Estas mismas leyes universales son las que posibilitan saber de antemano cómo actuará el sistema en cuestión bajo determinadas circunstancias.

La ciencia puede dividirse en ciencia básica y ciencia aplicada (cuando se aplica el conocimiento científico a las necesidades humanas). Existen además otras clasificaciones de las ciencias, como las planteadas por el epistemólogo alemán Rudolf Carnap, quien las dividió en ciencias formales (no tienen contenido concreto, como la lógica y la matemática), ciencias naturales (su objeto de estudio es la naturaleza. Ejemplo: biología, química, geología) y ciencias sociales (se ocupan de aspectos de la cultura y la sociedad, como la historia, la economía y la psicología).

Aunque cada ciencia cuenta con su modalidad de investigación característica, los métodos científicos deben cumplir con varios requisitos, como reproducibilidad (la capacidad de repetir un experimento en cualquier lugar y por cualquier persona) y falsabilidad (una teoría debe poder ser situada frente a pruebas que logren contradecirla).

Los pasos propios del proceso científico son la observación (se toma una muestra), la descripción detallada, la inducción (cuando se extrae el principio general implícito de los resultados observados), la hipótesis (que explica los resultados y su relación causa-efecto), la experimentación controlada (para comprobar la hipótesis), la demostración o refutación de la hipótesis y, por último, la comparación universal (para contrastar la hipótesis con la realidad).

En las ciencias sociales, donde el valor pragmático reside en la comprensión de nuestra especie, algunas exigencias de este método no pueden aplicarse. Cabe aclarar que uno de los objetivos fundamentales de que las ciencias sociales existan es conseguir una mayor comprensión del ser humano, como individuo y como ser social.

Por eso, para realizar un estudio profundo del comportamiento humano fue necesario crear diferentes espacios científicos donde trabajar independientemente sobre cada tema, de este modo surgieron la psicología, antropología, la economía y la sociología, las cuales estudian el comportamiento dentro de un contexto cultural. Se trata de realizar una observación imparcial y juntar datos que ayuden a entender el asunto y sacar conclusiones lo más objetivas posible.

Una diferencia importante que es necesario mencionar es la que existe entre las ciencias exactas y las humanas, en las primeras cada vez que quiere repetirse un evento para realizar su comprobación se puede hacer a través del método hipotético-deductivo, sin embargo en las ciencias humanas es imposible repetir los fenómenos, porque los elementos que interfieren son sociales y temporales y no pueden suceder de manera idéntica jamás. Esto llevó a que las ciencias sociales desarrollaran un método diverso que es el método cualitativo, en el cual se recogen datos de un entorno y se comparan con otros tomados en otra circunstancia o en otro entorno, para conseguir llegar a una conclusión certera de estadísticas sociales y culturales de un pueblo o conjunto de individuos.

Para terminar, sólo resta aclarar que la ciencia es la metodología que permite acercarse al conocimiento a través de la realización de una determinada cantidad de pasos. El conjunto de estos pasos se denomina método y, de acuerdo al tipo de conocimiento que se quiera llegar, será necesario utilizar uno u otro método, según corresponda.

¿La fe en Dios y la Ciencia son Contradictorias?

La ciencia es definida como "la observación, identificación, descripción, investigación experimental, y explicación teórica de un fenómeno." La ciencia es un método que el ser humano puede usar para adquirir un mayor entendimiento del universo natural. Es la búsqueda del conocimiento a través de la observación y la conjetura. Los avances en la ciencia demuestran el alcance de la lógica y la imaginación humana. Sin embargo, la creencia de un cristiano en la ciencia nunca debe ser como nuestra creencia en Dios. Un cristiano puede tener fe en Dios y respeto por la ciencia, en tanto recordemos quien es perfecto y quien no lo es.

Nuestra creencia en Dios es una creencia de fe. Tenemos fe en Su Hijo para salvación, fe en Su Palabra para instrucción y fe en Su Iglesia y Espíritu Santo para guía. Nuestra fe en Dios debe ser absoluta, puesto que cuando ponemos nuestra fe en Dios, dependemos de un perfecto, omnipotente y omnisciente Creador. Nuestra creencia en la ciencia debe ser intelectual – y nada más. Podemos contar con la ciencia para hacer grandes cosas, pero también podemos contar con la ciencia para hacer grandes errores. Si ponemos nuestra fe en la ciencia, dependemos de lo imperfecto, pecaminoso y limitado del hombre mortal. La ciencia a través de la historia ha estado terriblemente equivocada en muchas cosas, tales como la forma de la Tierra, las vacunas, transfusiones sanguíneas, y aún la reproducción. Dios nunca se ha equivocado.

La verdad, no hay nada que un cristiano deba temer, así que no hay razón para que un cristiano tema o rechace la buena ciencia. El aprender más acerca de las maneras en que Dios construyó nuestro universo, nos ayuda a toda la raza humana a apreciar la maravilla de la Creación. El expandir nuestro conocimiento nos ayuda a combatir enfermedades, ignorancia y malentendidos. Sin embargo, es peligroso cuando los científicos basan su fe en la lógica humana por encima de su fe en nuestro Creador. Estas personas no son diferentes a cualquier devoto de una religión – ellos han elegido la fe en el Hombre, y encontrarán los medios para defenderlo.

Aún así, los científicos más racionales, aún aquellos que rehúsan creer en Dios, admiten que hay un gran vacío en nuestro entendimiento del universo. Ellos admitirán que ni Dios ni la Biblia pueden ser probados o desaprobados por la ciencia, al igual que muchas de sus teorías favoritas, a última instancia tampoco pueden ser probadas o desaprobadas. La ciencia existe para ser una verdadera disciplina neutral, buscando sólo la verdad, no la prueba de una agenda.

Mucha de la ciencia apoya la existencia y el trabajo de Dios. El Salmo 19:1 dice, "Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos." Mientras la ciencia moderna descubre más acerca del universo, encontramos más evidencia de la Creación. La asombrosa complejidad y reproducción del ADN, las intrincadas e interconectadas leyes de la física, y la absoluta armonía de condiciones y química aquí en la tierra, todas sirven para apoyar el mensaje de la Biblia. Un cristiano debe abrazar la ciencia que busca la verdad, pero rechazar a los "sacerdotes de la ciencia" que ponen el conocimiento humano por encima del de Dios.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!