Relieve: ¿Qué es el Relieve? Tipos, Formas, Definición, Concepto

Término que presenta múltiples usos según la disciplina que lo aborde. El relieve se ha utilizado por varios siglos en diversas esculturas, siendo la forma que se realiza sobre una superficie plana.

En Egipto apareció el relieve hundido, en el que la imagen está excavada en la superficie en vez de sobresalir de ella. Se hacen sobre materiales diversos: barro, madera, piedra, yeso, marfil, metal, etc.

Se han conservado numerosos ejemplos en marfil, alabastro y piedra caliza provenientes de las primeras culturas del Medio Oriente (regiones del Tigris y el Eúfrates), Persia, de los templos y tumbas egipcias, y de los santuarios búdicos en la India.

En el mundo griego, el relieve estuvo supeditado a la arquitectura y dedicado especialmente, a la ornamentación de templos (frisos del Partenón); no obstante, también se utilizó en la realización de exvotos y tumbas funerarias.

¿QUÉ ES EL RELIEVE?

La superficie terrestre no es una capa homogénea, sino que presenta un paisaje desigual, heterogéneo, tanto a simple vista como observado desde el espacio. Al conjunto de estas diferentes formaciones se lo denomina "relieve", en el que se distingue una gran extensión de montañas, depresiones y llanuras originadas a través de procesos endógenos y exógenos.

Los primeros comprenden las fuerzas internas que modifican la estructura terrestre, como plegamientos, fallas y volcanes. Los segundos abarcan los distintos tipos de erosión causados por el viento, el frío y la acción de aguas dulces y saladas. Existen formas emergidas (montañas, llanuras y depresiones), y formas sumergidas (plataforma, dorsal, talud, guyot y fosas submarinas).

Montañas y volcanes

Las montañas y las cordilleras se han formado por la combinación de procesos orogénicos y de erosión. Los primeros dan origen a las formas elevadas, y los segundos los van modificando a lo largo del tiempo. Entre los distintos tipos de montañas se encuentran las de plegamiento, de bloque y de erosión. Las de plegamientos se forman por el choque entre dos placas continentales, como el Himalaya en Asia y los Alpes en Europa; entre una placa continental y una oceánica (cordillera de los Andes); otras, llamadas montañas de bloque, se generan cuando en la corteza terrestre se ha hundido el bloque central y los bloques laterales ascienden (algunas de ellas se encuentran en el oeste de Estados Unidos); los de erosión se originan al elevarse el bloque central, que sobresale de la corteza terrestre (se encuentran, por ejemplo, en el estado norteamericano de Dakota).

Los principales agentes de erosión que modelan las montañas desde el mismo momento de su elevación son el agua, el viento, el frío y la vegetación.

El hielo y el viento diseñan verdaderas esculturas como en el caso del Death Valley en California, o las montañas Ahggra en el Sahara central.

Por otra parte, cuando un magma (roca fundida del interior de la tierra) en ascenso atraviesa la corteza terrestre se produce el fenómeno del "vulcanismo".

Los volcanes, por las características de su composición, sufren una erosión muy rápida. Otros ven modificada su estructura debido a temblores de tierra y también a la erosión marina, ya que muchos de ellos nacen en el fondo de los océanos.

TIPOS DE RELIEVE

En este post, se describen los tipos de formas que posee el relieve terrestre:

Corresponde a la configuración que adquiere la superficie terrestre, en la que están presentes las diferencias de altura, pendiente, volumen y muy especialmente la forma de ella.

Las formas resultantes que muestra el relieve de la superficie terrestre pueden agruparse en tres grupos: de primer orden, de segundo orden y de tercer orden.

Las de primer orden son los continentes y las cuencas oceánicas.

Las de segundo orden están constituidas por aquellos relieves menores que se encuentran formando tanto las cuencas oceánicas (borde de los continentes, fondo de las cuencas oceánicas, dorsales o cordilleras marinas y fosas abisales), y las continentales (mesetas, llanuras, planicies, cuencas, alineaciones montañosas, tales como los Apalaches, los Urales, la Cordillera de los Andes y los Himalaya).

Las de tercer orden son los rasgos de menor magnitud, es decir, detalles en el relieve de segundo orden, los cuales son producto de la acción de erosión y sedimentación de los distintos agentes del modelado (valles glaciares y fluviales, cuencas, mesetas, llanuras sedimentarias, aluviales, glaciares y costeras).

El relieve no se mantiene siempre igual, porque mientras se forma por procesos internos, es alterado por fuerzas que actúan desde afuera. Estas fuerzas externas son: el viento, el agua, las olas, los glaciares, las aguas de infiltración, la gravedad y los cambios de temperatura.

Las formas del relieve

El relieve terrestre que podemos observar viene a ser la consecuencia de una serie de modificaciones que afectan continuamente la superficie de la litósfera (corteza terrestre).

La estructura de una región depende de cómo se dispongan las rocas en la litósfera como consecuencia de la acción de las fuerzas internas o endógenas del diastrofismo o tectonismo y el vulcanismo. Es así como esta estructura puede ser horizontal, formada por rocas sedimentarias, o bien deberse a pliegues o fallas, que son fenómenos de origen interno. En resumen, el relieve no se mantiene siempre igual porque mientras se va formando por procesos internos, es modificado por fuerzas que actúan desde el exterior. Las fuerzas externas son el viento, el agua, las olas, los glaciares, las aguas de infiltración, la gravedad y los cambios de temperatura.

LAS FORMAS DEL RELIEVE

La acción de los agentes externos origina la aparición de formas características. Algunas, las formas de erosión, aparecen por la retirada de materiales. Otras, las de sedimentación, por la acumulación de los mismos. Cada proceso externo y cada agente genera un relieve determinado.

Canchales o pedrizas

Puig de l'Ofre (Mallorca). No es de extrañar que este tipo de paisajes, dominados por la presencia de bloques de roca fragmentados, de forma caótica, sean propios de zonas de montaña. En estos lugares las diferencias de temperatura entre el día y la noche fragmentan las rocas, por ejemplo, al congelarse el agua contenida en las pequeñas grietas.

Se trata de meteorización mecánica. Los fragmentos que se desprenden se quedan en el mismo lugar: no hay proceso de transporte.

Marismas

Marismas de Doñana (Huelva). Las marismas son formaciones costeras originadas por la acumulación de sedimentos en una bahía o en una albufera, que cierran una zona ganada al mar. Estos sedimentos proceden, frecuentemente, de los ríos. Se trata de medios de transición entre los fluviales y marinos, tanto desde un punto de vista geológico como desde el biológico.

Las marismas y las albuferas son ejemplos de formaciones debidas a la sedimentación; a la acumulación de materiales.


Glaciares

Morrena de un glaciar en la parte china del Turquestán. Los glaciares tienen gran fuerza de arrastre de materiales. Estos materiales que va arrancando se integran en la masa helada de la lengua del glaciar y añaden fuerza erosiva al hielo. Los glaciares también depositan los materiales que arrastran: estos cúmulos rocosos forman las morrenas, que se sitúan a los lados del glaciar, en el fondo del mismo o en el frente de avance.

El modelado glaciar origina formas características, como los circos y los valles en U.

Chimeneas de hadas

Chimeneas de hadas

Chimeneas de hadas en Capadocia (Turquía). Las aguas salvajes proceden de las precipitaciones y se caracterizan porque circulan sin curso fijo. Aparecen cuando el aporte de agua es superior a la capacidad de absorción del terreno, hecho que sucede cuando las precipitaciones son abundantes, torrenciales.

Las aguas salvajes ejercen una acción erosiva, que depende sobre todo de la naturaleza del terreno por el que discurren, y puede producir formas pintorescas, como las chimeneas de hadas.

Aguas subterráneas

Aguas subterráneas en la cueva del Alto de Tous Sumacarcer (Valencia). Las aguas subterráneas erosionan y disgregan los materiales y, además, son capaces de disolver algunas sustancias que componen las rocas. Así, poco a poco, originan las cuevas subterráneas y sus diferentes formaciones características, como estalactitas y estalagmitas.

Las formas del modelado cárstico son propias de los macizos rocosos calcáreos y de algunas rocas como los yesos o las sales. En estos ambientes, las formas erosivas comparten presencia con depósitos de precipitación de carbonato (espeleotemas).

Aguas subterráneas

Acantilados

Acantilados en la costa francesa, en Biarritz. El golpear constante de las olas del mar en las altas costas rocosas origina acantilados. Enormes masas de piedra donde la tierra se encuentra con el agua, y que tienen una constante evolución. Las olas socavan las rocas de la base de la masa rocosa, y añaden a su fuerza la de los cantos rocosos más pequeños, que arrastran y lanzan contra el acantilado.

Acantilados

El resultado de esta incesante acción erosiva del mar es una costa dinámica y cambiante, con un retroceso continuo de los grandes bloques rocosos que la forman.

Ergs o campos de dunas

Duna tipo barján en el Sahara tunecino. Las dunas son montículos formados por arena transportada y sedimentada por el viento, cuando hay un obstáculo que impide el transporte. Las dunas tipo barján tienen forma de media luna. Los desiertos más conocidos son los de arena, los ergs. En ellos el agente más importante, causante de todo el dinamismo, es el viento.

Campos de dunas

El término árabe Sahara significa, literalmente, lugar inhóspito e inhabitable y, por extensión, desierto. El Sahara es, entonces, el desierto de los desiertos.

Desfiladeros y cañones

Desfiladero de la Hermida (Cantabria). Este estrecho valle se ha formado por el continuo discurrir del río Deva. Es un estrecho cañón de paredes verticales, de unos 19 km de longitud y una profundidad de hasta 600 m. Cañones y desfiladeros son formaciones propias del curso alto de los ríos, allí donde la corriente, muy rápida, y con un intenso poder erosivo, es capaz de excavar profundos «tajos» en los conjuntos rocosos.

Desfiladeros

En zonas del curso medio y bajo, estos angostos valles son sustituidos por las vegas.

Arrecifes coralinos

Imagen aérea de la Gran Barrera de coral (Queensland, Australia). Es el mayor arrecife coralino de nuestro planeta: mide 2.000 kilómetros de longitud. Las colonias de pólipos (invertebrados marinos) que viven en aguas claras, agitadas y poco profundas, y con una temperatura de unos 20 ºC construyen los arrecifes de coral. Estos están formados por capas sucesivas de los exoesqueletos calcáreos de estos animales.

Los arrecifes son un ejemplo de que los seres vivos también son constructores de relieve.


www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!