Ecología: ¿Qué es la Ecología? Definicion, Concepto, Historia, Significado, Características

Fue el biólogo alemán, y profesor de la universidad de Jena, Ernst Haeckel, que vivió entre los años 1834 y 1919, el que acuñó la palabra Ecología, en el año 1866.

La ecología es la ciencia que estudia las interrelaciones entre los seres vivos y su entorno físico (luz, calor, humedad, viento, oxígeno, dióxido de carbono, agua, etc) y biológico (organismos vivos).

La ecología requiere un trabajo interdisciplinario para lograr un enfoque acertado, y por eso se vale de la biología, la sociología, la climatología, la hidrología, la física, la química, la geología, taxonomía, matemáticas, fisiología, etc.

El conocimiento sobre la relación ser humano/naturaleza, le permite estudiar la intervención humana en el medio natural con el ánimo de mitigar el impacto negativo que esta produce. Esto la ha convertido, sobre todo a partir de los años 60, en bandera de multitud de movimientos que pretenden conservar la naturaleza.

¿Qué es la Ecología?

La Ecología es una ciencia y como tal debe poseer un objeto de conocimiento. ¿Cuál es el objeto de estudio de la ecología?

La definición más clásica señala que es la ciencia que estudia las relaciones de los organismos entre si y con el medio ambiente. Según esto, el objeto de ecología serían tales relaciones. No obstante algunos autores, entre ellos Naumov (1972) han señalado que, - así definida, la ecología no es diferenciable de otras ciencias que se ocupan de los organismos - morfología, fisióloga, por ejemplo.

En consecuencia se hace necesario clarificar o abandonar esta definición, puesto que no establece de manera suficiente y distintiva lo que sería un objeto para la ecología.

De manera global, podemos indicar que ecología viene de las palabras "Oikos", casa y "Logos", estudio. Es decir, ecología es la disciplina que estudia la relación entre los seres vivos y su entorno.

La unidad básica funcional de la ecología es el ecosistema que es un estructura funcional que posibilita el procesamiento de energía lumínica cuyos componentes abióticos y bióticos se han interrelacionado.

El término ecología fue inventado por el zoólogo alemán Ernst Haeckel en 1869.

Los procesos ecológicos ocurren a escalas espaciales y temporales

Uno de los retos a los cuales se enfrenta un ecólogo es identificar la escala temporal y espacial en la cual se llevan a cabo los fenómenos de su interés. Para ilustrar este concepto se consideraran algunos ejemplos: Si se desea estudiar el crecimiento poblacional de un grupo de orugas que viven en los árboles y no tienen la capacidad de volar, la escala espacial de este evento sería el árbol y no el bosque. Si más bien deseáramos saber en cuánto tiempo florece y quien poliniza las flores de una especie de planta cualquiera, la escala temporal puede variar de unos pocos meses hasta años. Por el contrario, si el fenómeno de interés es el cambio climático global, la escala espacial sería la tierra y la temporal podría ser hasta un siglo.

¿Qué método emplea la Ecología para resolver sus problemas?

La ecología al igual que otras disciplinas utiliza el método científico cuyo esquema general se presenta a continuación:


Figura 3. Esquema general del método científico.

Para ilustrar un poco mejor este esquema utilizaremos el siguiente ejemplo:

  1. Observación y descripción: Se ha observado que en una especie de aves el macho canta en una época particular del año. Al observar este fenómeno se suscita una pregunta: ¿por qué los machos de esta especie cantan en esta época del año?

  2. Generación de hipótesis o explicaciones: En este paso es necesario generar respuestas a la pregunta inicial. Una posible respuesta sería: los machos cantan en esta época para atraer a las hembras de su especie.

  3. Comprobación de la hipótesis: para comprobar o rechazar las hipótesis se realizan experimentos, en los cuales el investigador controla las características o variables de su interés. En este caso la variable fundamental es el canto del macho. Un experimento podría ser el siguiente: grabar en una cinta el canto del macho y observar si un grupo de hembras se acerca. En caso positivo, la hipótesis se fortalece; de lo contrario, se rechaza.

Características de la ecología

El paradigma de la Ecología Profunda surge tras un paso previo desde un tratamiento económico del medio ambiente y sus problemas, a un tratamiento ecológico de la economía.

El punto de vista adoptado es biocéntrico en contraposición a los anteriores que eran antropocéntricos.

Este enfoque se ha considerado como lo contrario a la economía de frontera, siendo una reacción al paradigma dominante. Además, reúne diversas escuelas de pensamiento como:

  • el conservacionismo

  • el pacifismo

  • la ecología de sistemas

Sus postulados básicos son:

  • la igualdad de las especies

  • la promoción de la diversidad biológica y cultural

  • rechazo del crecimiento económico.

Concepto y Definición de ecología

Hemos de remontarnos a la década de 1860 para encontrar el origen del término ecología, neologismo acuñado por el alemán Ernst Haeckel a partir de las palabras griegas oikos (casa, hogar) y logos (estudio), por lo que su significado sería algo así como la ciencia o estudio de nuestra casa, es decir, del hábitat natural o medio ambiente.

Su origen, sin embargo, es dudoso. Pese a estar comunmente aceptada su atribución a Haeckel, hay que decir que posiblemente se empleó por primera vez años antes. En concreto, se tiene constancia de una carta del 1 de enero de 1858 que el naturalista estadounidense Henry David Thoreau escribíó a un familiar suyo, donde se puede leer lo siguiente:

“El señor Hoar está aún en Concord, ocupado en la Botánica, Ecología, etc., con el propósito de que le resulte verdaderamente provechosa su futura residencia en el extranjero”.

Si bien Haeckel partió de una definición de ecología como un acercamiento científico a las relaciones de los seres vivos entre sí y con su ambiente, posteriormente abarcó también al estudio de las características de ese mismo entorno, lo que incluye un sinfín de aspectos relacionados con el funcionamiento de los ecosistemas.

Considerada una rama de la biología, actualmente la ecología es una ciencia que estudia la interacción entre los seres vivos y su medio a un nivel multidisciplinar, es decir, utilizando distintas ciencias como las matemáticas, la geografía, la química, la física, la política, la ética o, por ejemplo, la geología.

Pero, al margen de una definición convencional, la esencia de la ecología no es otra que la tremenda variedad de procesos abióticos y bióticos, así como de las interrelaciones implicadas en el movimiento de energía y nutrientes, que regulan la estructura y la dinámica de las poblaciones de forma global, consideradas dentro de un ecosistema.

Los métodos de estudio básicos que utilizan los ecólogos aluden a los conceptos de autoecología (estudio de las relaciones de las especies con el medio ambiente) y sinecología, (el estudio de comunidades o medios ambientes individuales y también de las relaciones entre sus especies).

Por su gran amplitud, la ecología tiene distintas áreas como la ecología de poblaciones (distribución e importancia de las poblaciones animales y vegetales), la ecología de comunidades (estudia la organización y funcionamiento de las comunidades, formadas por poblaciones que interactúan), la paleoecología (organismos fósiles desde un enfoque ecológico), la ecología del comportamiento (acercamiento desde un punto de vista individual) o el estudio de genética ecológica, centrado en los genes de estas poblaciones.

Historia de la Ecología

Desde la antigüedad grecolatina ya existía un interés por comprender las relaciones complejas entre los organismos y entre estos y su ambiente. En un primer momento histórico este interés se manifestó en trabajos de carácter descriptivo, es así que en el siglo XVIII la preocupación fundamental era la clasificación de los organismos en un sistema taxonómico. Para dicha clasificación se observaban no sólo los caracteres externos, sino también los hábitos más relevantes de las especies, como por ejemplo: en donde viven; si se trataba de un animal, se preguntaban a cerca del tipo de alimento que consumía, etc .

En el siglo XIX, la visión de la interrelación entre los organismo y su ambiente fue cambiando y se fue haciendo cada vez más dinámica.

Finalmente, en el año de 1870 , el biólogo alemán Ernst Haeckel acuña para las prácticas que relacionan lo individuos y el medio ambiente de una manera dinámica el termino ECOLOGÍA. A partir de este acontecimiento comienza la consolidación de la ecología como una rama de la biología, que emplea un método científico para resolver sus problemas de investigación. Algunos de los hechos más relevantes en este proceso se ilustran en la figura 1.

Figura 1. Línea de tiempo de la ecología.


1870

1887

1900

1935

1940-1960


Haeckel introduce el termino Ecología

Forbes publica: "el lago como un microcosmos"

Aparecen las primeras sociedades y revistas sobre ecología

Tansley acuña el termino ecosistema

Lidenman , Odum y otros realizan descripciones detalladas de los ecosistemas

Charles Darwin y La Teoría de la Evolución

La historia realmente se inicia con las investigaciones de Charles Darwin, considerado como el padre de la biología moderna, que concluyó que las especies evolucionar a lo largo del tiempo a través de la (micro)evolución, es decir, las especies se adapta a nuevos entornos. La explicación de esta evolución, según sus observaciones, se basaba en que los miembros de una determinada especie presentaban grandes variaciones entre ellos, unos estaban mas acondicionados al ambiente en que se encontraban que otros, lo que significaba que los más aptos producirían más descendencia que los menos aptos. Este proceso es conocido como selección natural, y suponía la modificación de las características de la población, de manera que los rasgos mas fuertes se mantendrían y propagarían, mientras que los menos favorables se harían menos comunes y acabarían desapareciendo. Este tipo de la (micro)evolución es verdadera.

Sin embargo, la teoría común de la evolución (macroevolución) es falsa, es decir, que las especies son capaces de evolucionar a lo largo del tiempo para producir nuevas especies (como la absurda teoría de la “evolución” de la vaca a la ballena o del mono al hombre). Ahora con los descubrimientos de la ciencia de la información sabemos que la teoría de la macroevolución es falsa. La genética ha demostrado la imposibilidad del darwinismo.

Charles Robert Darwin supo desde el principio que su Teoría de la Evolución iba a caer como una irreverente bomba sobre los dogmas establecidos de la fe cristiana. No es de extrañar, por lo tanto, que se pasara más de dos décadas dándole vueltas a lo que el filósofo Daniel Dennett bautizó como su «peligrosa idea», hasta que finalmente se atrevió a publicar ‘El Origen de las Especies’.

Poco antes de que esta obra viera la luz, en una carta que escribió a su amigo Joseph Hooker, Darwin confesó que se sentía «como un hombre a punto de confesar un crimen». No era para menos. En la Inglaterra victoriana del siglo XIX, la idea de que todas las especies vivas —incluyendo el ser humano— no habían sido engendradas de un día para otro por la mano de Dios, sino que habían evolucionado durante millones de años mediante un proceso de selección natural, suponía una insolente blasfemia.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!