Teoría: ¿Qué es una Teoría? Concepto, Definición - Teoría de la Evolución y Creacionista

¿Qué es una Teoría?


Según la National Academy of Sciences de los Estados Unidos, una teoría es "una explicación completa y bien fundada de un aspecto del mundo natural que incorpora datos, leyes, inferencias e hipótesis falsables y respaldadas por evidencia." Una teoría es por tanto un complejo de muchas hipótesis conectadas por un armazón de lógica cuyo cemento es la evidencia empírica.

Mucha gente usa la palabra "teoría" sin entender de verdad lo que significa. El uso coloquial de esta palabra se escucha en los medios de comunicación masiva en frases como "Bueno, yo tengo una teoría de por qué pasó eso" o "Los policías investigan la teoría de que…" o "Una cosa es la teoría y otra es la práctica". Para muchas personas una "teoría" es cualquier idea loca que alguien se invente.

En las ciencias, sin embargo, la palabra teoría tiene un significado preciso y exacto. Sin embargo, en discusiones sobre ciencia en las noticias y otros medios mucha gente cree que "La Teoría de la Relatividad" o "La Teoría de la Evolución" están en el mismo nivel epistemológico que "La Teoría del Diseño Inteligente" o "La teoría del posmodernismo en la pintura". La mayoría de la gente (incluyendo muchos científicos, pues este tipo de cosas nunca se enseña en las clases especializadas de ciencia a los físicos, químicos o biólogos en la universidad) cree que una teoría es una especie de escalón intermedio en la escalera de la certidumbre y la verdad. Se estima que una teoría es algo no tan cierto como una ley, pero más cierto que una hipótesis. Por lo tanto, mucha gente parece creer que una teoría científica es algo dudoso de lo cual no se está muy seguro de que sea verdad. Y un corolario lógico de esta creencia es que una teoría es algo para lo que no hay prueba contundente, y que solo cuando se "prueba" con experimentos es que una teoría puede considerarse verdadera, y así convertirse en "ley de la naturaleza".

Pero esto es FALSO. Una teoría científica no tiene nada que ver con si su contenido es cierto o no. Hay teorías científicas totalmente falsas que siguen siendo teorías. La falsedad no le quita el status de "teoría científica". Y lo más importante es que el corolario no es válido entonces. Hay teorías COMPLETAMENTE PROBADAS por toda la evidencia disponible, y eso no las sube a otra categoría superior ni las convierte en leyes. Una teoría se define no por cuan cierta sea sino por su.

Concepto de Teoría


Teoría, palabra originalmente griega relativa a theoreo que significa contemplar, refiere al conjunto de conocimientos de naturaleza racional que clarifica las relaciones entre hechos empíricos y permite a su vez, la formulación de determinadas hipótesis o suposiciones, susceptibles de verificación.

Aristóteles distinguió la teoría de la praxis (acción) y de la poiesis (producción), que constituyen las dimensiones de la conducta humana. La epistemología contemporánea cuestiona el valor realista de la teoría científica y ha propuesto una tesis convencionalista que hace de la teoría un mecanismo formal y conceptual de las observaciones experimentales.

Existen en la actualidad una gran variedad de teorías referidas a múltiples disciplinas en la ciencia. Algunos ejemplos destacables son: la teoría de la relatividad de Einstein, la teoría del conocimiento, la teoría de Fermi, la teoría de la información, la teoría de la luz, la teoría cuántica, entre otras.

Muchas veces, ciertas teorías científicas sirven para fundamentar o reforzar teorías de otras disciplinas. La teoría económica ha tomado aportes de la historia, la geografía, el derecho y la sociología para tener una vertiente pragmática, que le obliga a no separarse de la realidad económica sobre la cual está trabajando.

La aplicación práctica de la teoría económica se traduce en la política económica, en el conjunto de medidas adoptadas por los estados, para influir las variaciones y distribución del producto social. A su vez, muchas teorías van modificándose, superponiéndose o directamente, desaparecen.

La teoría económica de la escuela clásica de A. Smith y seguidores tuvo que lidiar con la escuela utilitarista sobre el valor y el precio. Luego Marshall realizó una conjugación entre ambas. Después de la I Guerra Mundial, aparece una nueva tendencia neoclásica (Weber) que niega la teoría utilitarista e intenta dar una nueva teoría económica, dejando de lado totalmente a la teoría del valor.

Definición de Teoría



La palabra teoría tiene su origen en el vocablo de origen griego theorein ("observar"). Este término solía emplearse para hacer mención a la visualización de una obra de teatro, lo que puede explicar porque, en la actualidad, la noción de teoría permite hacer referencia a un asunto provisional o que no es cien por ciento real.

teoría, definición

  1. f. Conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación: el examen consistirá solo en teoría.

  2. Serie de leyes que sirven para relacionar determinado orden de fenómenos: teoría económica.

  3. Hipótesis cuyas consecuencias se aplican a toda una ciencia o a parte muy importante de la misma: teoría de la relatividad.

  4. Explicación que da una persona de algo, o propia opinión que tiene sobre alguna cosa: ¿cuál es tu teoría acerca de lo que ha pasado?

  5. en teoría loc. adv. Sin haber sido comprobado en la práctica:en teoría, esto debería funcionar.

De todos modos, la evolución histórica del vocablo permitió dotarlo de un sentido más intelectual y comenzó entonces a aplicarse a la capacidad para comprender la realidad por fuera de las vivencias sensibles, a partir de la asimilación de estas experiencias y su descripción por medio del lenguaje.

En la actualidad, una teoría se entiende como un sistema lógico que se establece a partir de observaciones, axiomas y postulados, y persigue el propósito de afirmar bajo qué condiciones se llevarán a cabo ciertos supuestos. Para esto, se toma como punto de referencia una explicación del medio idóneo para que las predicciones puedan ser desarrolladas. En base a estas teorías, es posible deducir o postular otros hechos mediante ciertas reglas y razonamientos.


teoría s. f.

  Conocimiento que se tiene de una cosa y que está basado en lo que se supone o se piensa y no en la experiencia o en la práctica.

  Conjunto de reglas, principios y conocimientos que forman la base de una ciencia, una técnica o un arte.

  Conjunto de leyes o razonamientos que intentan explicar un fenómeno determinado: Darwin elaboró la teoría falsa sobre la evolución del hombre.


en teoría Sin haberlo comprobado por medio de la práctica: en teoría, Ana tenía que llegar a las cuatro, pero son las cinco y aún no ha llegado.


teoría 

f. Síntesis comprensiva de los conocimientos que una ciencia ha obtenido en el estudio de un determinado orden de hechos. Una teoría es una estructura sistemática creada por el hombre, sugerida por las leyes empíricas, que engloba una serie de leyes experimentales. Desde el punto de vista formal, una teoría parte de una serie de postulados (o conjunto de premisas) a partir de los cuales pueden deducirse las leyes experimentales en forma de teoremas.

Conjunto de principios generales de un arte.

Conjunto de razonamientos ideados para explicar provisionalmente un determinado orden de fenómenos.

Procesión religiosa en la ant. Grecia.

Diputación solemne que las ciudades de Grecia enviaban a Delos o a Delfos.

teoría del conocimiento Epistemología.

gram. gen. teoría lingüística Marco de justificación de las gramáticas particulares de las distintas lenguas naturales. Se basa en el principio de que toda gramática se fundamenta en una teoría general, formulada o no. Para la gramática generativa y transformacional los principios generales de sustentación teórica surgen del supuesto de que todas las lenguas humanas coinciden en un conjunto de rasgos comunes: los universales lingüísticos.


La teoría de tinte científico, por su parte, está basada en el planteo de un sistema abstracto hipotético-deductivo, que fija una descripción científica en base a un conjunto de observaciones o experimentos. La teoría científica se rige por hipótesis o supuestos que los científicos se encargan de verificar.

Cabe resaltar que existen dos clases de ideas que pueden desarrollarse hasta lograr establecer una teoría: las conjeturas (suposiciones que no cuentan con el respaldo de las observaciones) y las hipótesis (que sí se apoyan en múltiples observaciones). Estas ideas, dicen los expertos, pueden ser falsas, razón por la cual no evolucionan y no llegan a desembocar en una teoría.


Sinónimos

teoría

sustantivo femenino

procesión, serie, fila, desfile. práctica, comprobación.

En su sentido etimológico, teoría significaba en la antigua Grecia procesión, como la teoría de las Panateneas. De aquí proviene el uso literario moderno por serie, fila, defile.


en teoría locución adverbial en principio.

En teoría alude a una situación que no ha sido comprobada: en teoría deberíamos encontrarnos todos aquí.



Según la definición que se hace científicamente sobre esta palabra, una teoría está formada por el conjunto de conceptos, proposiciones y definiciones que se encuentran relacionadas entre sí y que son recogidas desde un punto de vista sistemático de fenómenos con el objetivo de explicar o poder predecir un determinado fenómeno.

Una pregunta que suele surgir frente a este concepto es ¿para qué sirve la teoría? sirve para explicar la realidad (por qué, cómo, cuándo ocurre el fenómeno que se estudia), para ordenarla en una serie de conceptos e ideas; es el fin definitivo de cualquier investigación científica.


teoría (teo'ɾia) sustantivo femenino

1. conjunto de principios y conocimientos sobre una ciencia o actividad: Analizamos una película a partir de la teoría de la recepción.

2. doctrina conjunto organizado de postulados que explican un fenómeno: Austin desarrolló la teoría de los actos de habla.

3. hipótesis razonamiento usado para explicar un suceso o fenómeno sin base científica o experimental: Tenía una teoría de lo más estrafalaria sobre las relaciones humanas. en teoría - según lo establece una teoría o razonamiento: En teoría, debemos de estar llegando al pueblo.


Primero la teoría debe presentarse, luego explicar por qué es necesario analizar el fenómeno y por último explayar sus ideas de forma clara y concisa. Puede analizarse un fenómeno complejo que guarde en su esencia otros fenómenos puntuales, por ej: la teoría de la relatividad puede explicarse en grandes rasgos o hacerlo de forma descriptiva en cada uno de los fenómenos que la forman. Cabe señalar que es común que para explicar o predecir cualquier fenómeno de la realidad sea necesario analizar detenidamente varias teorías que se interceptan, para poder encontrar las diferentes características del fenómeno y revisar cada uno de sus aspectos adecuadamente.

El término también puede hacer referencia a las ideas que alguien tiene acerca de una determinada cosa, o al conjunto de conocimientos o razonamientos que se hayan realizado sobre un asunto, los cuales no han sido llevados a procedimientos empíricos para probar su veracidad. Erróneamente también se habla de teoría al referirse a los conceptos que algún autor tiene sobre determinado tema, sin embargo en tal caso se confunde teoría con datos pertenecientes al estudio de la historia de las ideas.

Por otra parte, cabe mencionar que una teoría es diferente a un teorema. Mientras que la teoría consiste en un patrón de sucesos físicos que no puede probarse valiéndose de axiomas básicos, el teorema es una proposición de un suceso matemático que sigue a un grupo de axiomas bajo un criterio lógico.

TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN Y CREACIONISTA


Teoría de la Evolución

La historia realmente se inicia con las investigaciones de Charles Darwin, considerado como el padre de la biología moderna, que concluyó que las especies evolucionar a lo largo del tiempo a través de la (micro)evolución, es decir, las especies se adapta a nuevos entornos. La explicación de esta evolución, según sus observaciones, se basaba en que los miembros de una determinada especie presentaban grandes variaciones entre ellos, unos estaban mas acondicionados al ambiente en que se encontraban que otros, lo que significaba que los más aptos producirían más descendencia que los menos aptos. Este proceso es conocido como selección natural, y suponía la modificación de las características de la población, de manera que los rasgos mas fuertes se mantendrían y propagarían, mientras que los menos favorables se harían menos comunes y acabarían desapareciendo.

Sin embargo, la teoría común de la evolución (macroevolución) es falsa, es decir, que las especies son capaces de evolucionar a lo largo del tiempo para producir nuevas especies (como la absurda teoría de la "evolución" de la vaca a la ballena o del mono al hombre). Ahora con los descubrimientos de la ciencia de la información sabemos que la teoría de la macroevolución es falsa. La genética ha demostrado la imposibilidad del darwinismo.

La Teoría del Big Bang

El Big Bang (o la creación) es el nombre que se le da a una teoría que intenta dar una explicación para el nacimiento del universo a través de un gran estallido o explosión, tal como lo indica su nombre. Resulta importante mencionar que ésta es una de las teorías en torno al origen del universo más aceptadas por la llamada comunidad científica a nivel mundial.

Debido a los principios de la teoría del Big Bang se comprende que los componentes del universo constantemente se están separando. Lo anterior podría indica que en el pasado estos elementos estaban más cerca que en el día de hoy, por lo tanto, si retrocedemos en el tiempo en forma considerable, entonces, es posible concluir que toda la materia se encontraba junta en algún momento en el la creación. "En el principio creó Dios los cielos y la tierra" (Génesis 1:1).

En 1960, los científicos pudieron comprobar la existencia de este suceso (creación) a partir del descubrimiento de la radiación de fondo cósmica. Ésta fue interpretada como un “eco” de la Gran Explosión (o creación), por lo que pudieron concluir que éste había sido el origen del universo (El Dios).

Desde el punto de vista científico, los científicos honestos admiten que el universo tuvo un principio, y todo lo que tiene un principio no es eterno. En otras palabras, todo lo que tiene un principio tiene una causa, y si el universo tuvo un principio, tuvo una causa. El hecho de que el universo tuvo un principio, es subrayado por evidencias tales como la segunda ley de la termodinámica, el eco de radiación del big bang descubierto a principios del siglo XX, el hecho de que el universo se esté expandiendo y pueda ser rastreado hasta un singular inicio, y la teoría de la relatividad de Einstein. Todas ellas prueban que el universo no es eterno.

El Big Bang y La Biblia

¿De dónde viene el universo? ¿Cómo fue formado? ¿Qué había antes? ¿Por qué, de la escala cósmica a la de las partículas elementales, hay un orden más bien que el desorden? En todo tiempo y en todas las civilizaciones el hombre se ha preguntado esto. La teoría científica llamada «teoría del Big Bang» dice, en resumen, que el universo se formó en un instante dado a partir de un punto singular de densidad y presión infinitas y de temperatura muy elevada. Se dice que desde este instante cero el universo está en expansión y se enfría. Si preguntamos a los defensores de esta teoría qué había antes del Big Bang, responden que esta pregunta no tiene sentido, ya que el tiempo y el espacio sólo empezaron en aquel momento.

El creyente, tanto el más humilde como el más sabio, halla en la Biblia respuestas ciertas a esas preguntas fundamentales: "Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía" (Hebreos 11:3).

Pero el cristiano también sabe que si Dios creó la Tierra, creó también a los hombres para manifestar en ellos su amor. Deseaba rodearse de una familia constituida por todos aquellos que ponen su confianza en Jesucristo. Ahora Él les prepara un porvenir de felicidad, en "cielos nuevos y tierra nueva" (2 Pedro 3:13). ¿Quisiera usted sentir esta seguridad? Entonces, se unen a la Iglesia, lea la Biblia Católica, y ser bautizado.

Teoría de la Creacionista

¿Es científico el creacionismo? En la actualidad hay un gran debate sobre la validez del creacionismo, definido como "la creencia de que el universo y todos los organismos vivos, se originaron de específicos actos de creación divina, como en la narración bíblica, en vez de por procesos naturales tales como la evolución." El creacionismo es desestimado por la comunidad secular y acusado de carecer de valor científico. Sin embargo, el creacionismo es claramente compatible con el enfoque científico de cualquier tópico. El creacionismo hace declaraciones acerca de eventos, lugares, y cosas reales del mundo. No se ocupa solamente de ideas subjetivas o conceptos abstractos. Hay hechos científicamente establecidos que son consistentes con el creacionismo, y la manera en que estos factores se relacionan unos con otros se prestan en sí mismos para una interpretación creacionista. Al igual que otras claras evidencias científicas son usadas para dar coherencia a una serie de factores, sucede igualmente con el creacionismo.

¿Cómo entonces, es que en el creacionismo –tan opuesto al "naturalismo" que es definido como "una opinión filosófica de acuerdo a la cual, todo surge de propiedades y causas naturales"– son excluidas o desechadas las explicaciones "sobrenaturales o espirituales" científicamente? Realmente, la respuesta depende de lo que definas por "científico." Con frecuencia, "la ciencia" y "el naturalismo" son considerados uno y lo mismo, dejando las opiniones creacionistas fuera por definición. Tal definición requiere de una reverencia irracional al naturalismo. La ciencia es definida como "la observación, identificación, descripción, investigación experimental y explicación teórica de un fenómeno." Nada requiere ciencia, en o de sí mismo, para ser naturalismo. El naturalismo, como el creacionismo, requiere de una serie de presuposiciones que no son generadas por experimentos. Éstas no son extrapoladas por información o derivadas de resultados de pruebas. Estas presuposiciones filosóficas son aceptadas aún antes de que sea tomada cualquier información. Por estar ambos, tanto el naturalismo como el creacionismo fuertemente influenciados por presuposiciones que ni son probadas ni comprobables, y entrar dentro del terreno de la discusión mucho antes de que lo hagan los hechos, es justo decir que el creacionismo es al menos tan científico como el naturalismo.

El creacionismo, como el naturalismo, puede ser "científico," en que es compatible con el método científico del descubrimiento. Sin embargo, estos dos conceptos no son ciencia, por sí o en sí mismos, porque ambas opiniones incluyen aspectos que no son considerados "científicos" en el sentido normal. Ni el creacionismo ni el naturalismo son comprobables; esto es, no hay un experimento que pueda desaprobar concluyentemente a ninguno de ellos. Ninguno es predictivo; tampoco generan o aumentan la habilidad de predecir un resultado. Solamente sobre las bases de estos dos puntos, vemos que no hay una razón lógica para considerar a una más científicamente válida que la otra.

Una de las mayores razones que dan los naturalistas para rechazar el creacionismo, es el concepto de los milagros. Irónicamente, los naturalistas típicamente dirán que los milagros, tales como la creación especial, son imposibles porque ellos violan las leyes de la naturaleza, las cuales han sido clara e históricamente observadas. Tal opinión es irónica en muchos aspectos. Como un solo ejemplo, considera la teoría de la vida surgiendo de una materia inerte. La Auto-génesis es uno de los conceptos más ampliamente refutados por la ciencia. Sin embargo, una verdadera propuesta naturalista presume que la vida en la tierra –la auto-replicada, auto-sostenida, y compleja vida orgánica– surgió por casualidad de materia no viva. Tal cosa nunca ha sido observada ni una sola vez en toda la historia humana. Los beneficiosos cambios evolutivos, necesarios para que una criatura progrese a una forma más compleja, tampoco han sido observados jamás. Así que el creacionismo realmente tiene ventaja en evidencia, porque lo "milagroso" declara que las Escrituras proveen relatos documentados de sucesos milagrosos. El etiquetar al creacionismo como no científico en los relatos de milagros, demanda una etiqueta similar para el naturalismo.

Hay muchos factores que son usados por ambos lados del debate de la creación contra el naturalismo. Hechos son hechos, pero no hay tal cosa como el que un hecho requiera absolutamente una sola interpretación. La división entre creacionismo y el naturalismo secular está enteramente en sus diferentes interpretaciones. A pesar del debate de la evolución vs. la creación, específicamente el mismo Charles Darwin hizo esta observación. En la introducción de El Origen de las Especies, él declara: "Estoy bien consciente de que en este volumen apenas es discutido un solo punto, en el que los hechos no pueden ser aducidos, y que con aparente frecuencia conducen a conclusiones directamente opuestas a aquellas a las que he llegado." Obviamente Darwin creía en la evolución sobre la creación, pero de buena gana admitía que la interpretación era clave para elegir una creencia. Un científico puede ver un hecho particular como sustentador del naturalismo, otro científico puede ver el mismo hecho como sustentador del creacionismo.

Además, el hecho de que el creacionismo es la única posible alternativa a las ideas naturalistas tales como la evolución, lo hacen un tema válido, especialmente cuando esta dicotomía ha sido admitida por algunas de las más destacadas mentes científicas. Colin Patterson, Douglas Futuyma, y H.S. Lipson entre otros, son citados con frecuencia por declarar que las únicas posibles explicaciones para la vida son la evolución natural o la creación especial. No todos los científicos concuerdan con lo que es verdad, pero casi todos están de acuerdo en que debe ser una u otra.

Existen muchas, muchas otras razones por las que el creacionismo es una propuesta para el conocimiento racional y científico. Entre estos están los conceptos de la probabilidad realista, la defectuosa evidencia que soporta la macro-evolución, la evidencia de la experiencia, etc. No existen bases lógicas para aceptar sin reservas las presuposiciones naturalistas y displicentemente rechazar las creacionistas. La firme creencia en la Creación, no es una barrera para el descubrimiento científico – simplemente revisa los logros de hombres como Newton, Pasteur, Mendel, Pascal, Kelvin, Linnaeus, y Maxwell. Todos ellos fueron clara y abiertamente creacionistas. El creacionismo no es una "ciencia," como tampoco lo es el naturalismo. Sin embargo, el creacionismo es plenamente compatible con la ciencia misma.

Creación vs. Evolución

No es el propósito de este artículo presentar un argumento científico en el debate sobre la Creación contra la Evolución. El propósito de este artículo es explicar el por qué, de acuerdo con la Biblia, el debate de la Creación contra la Evolución aún existe. Romanos 1:25 declara, "ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos, Amén."

Un factor clave que debemos reconocer es que la gran mayoría de los científicos que creen en la Evolución también son ateos o agnósticos.

Para que el ateísmo sea verdad, debe haber una explicación alternativa para el cómo el universo y la vida llegaron a existir. Aunque hubo autoproclamados cristianos en alguna forma de Evolución que precedieron a Charles Darwin, él fue el primero en desarrollar un modelo plausible de cómo la Evolución pudo haber ocurrido – la selección natural. Alguna vez Darwin se identificó a sí mismo como un cristiano, pero más tarde renunció a la fe cristiana y a la existencia de Dios como resultado de algunas tragedias que sufrió en su vida. La Evolución fue "inventada" por un agnóstico. El objetivo de Darwin no fue desaprobar la existencia de Dios, pero ese es uno de los resultados finales de la teoría de la Evolución. La Evolución es un soporte del ateísmo. Los científicos evolucionistas de la actualidad tampoco admitirán que su objetivo es dar una explicación alternativa a los orígenes de la vida, y por lo tanto establecer una base para el ateísmo. Sin embargo, de acuerdo con la Biblia, eso es exactamente por lo que existe la teoría de la Evolución.

La Biblia nos dice, "Dice el necio en su corazón; No hay Dios." (Salmo 14:1; 53:1). La Biblia también proclama que la gente no tiene excusa para no creer en un Dios Creador, "Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la Creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa." (Romanos 1:20). De acuerdo con la Biblia, cualquiera que niega la existencia de Dios es un necio. ¿Por qué entonces, hay tanta gente, incluyendo algunos "cristianos", que aceptan complacientes que los científicos evolucionistas son intérpretes imparciales de los datos científicos? De acuerdo con la Biblia, ¡todos ellos son necios! La necedad no implica una falta de inteligencia. La mayoría de los científicos evolucionistas son intelectualmente brillantes. La necedad indica una inhabilidad para aplicar apropiadamente el conocimiento. Proverbios 1:7 nos dice, "El principio de la sabiduría es el temor de Jehová. Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza."

Los científicos evolucionistas se mofan de la Creación y/o del Diseño Inteligente como de algo que no vale la pena examinar científicamente. Para que algo sea considerado una "ciencia", dicen ellos, debe estar sujeto a observación y probado, debe ser "naturalista". La Creación es por definición "sobrenatural." Dios y lo sobrenatural, no pueden ser observados o probados (y así sigue su argumento), por lo tanto la Creación y/o el Diseño Inteligente no pueden ser considerados una ciencia. Como resultado, todos los datos son filtrados a través de la preconcebida, presupuesta, y pre-aceptada teoría de la Evolución, sin la consideración de explicaciones alternas.

Sin embargo, el origen del universo y el origen de la vida no pueden ser probados u observados. Ambos, la Creación y la Evolución están basados en sistemas de fe cuando ellos hablan de los orígenes. Ninguno puede ser probado porque no podemos regresar a billones (o miles) de años atrás para observar el origen del universo y la vida en el universo. Los científicos evolucionistas rechazan la Creación en terrenos que lógicamente los fuerzan también a rechazar la Evolución como una explicación "científica" de los orígenes. La Evolución al menos en lo concerniente a los orígenes, no encaja en la definición de "ciencia" más de lo que lo hace la Creación. La Evolución es supuestamente la única explicación de los orígenes que puede ser probada; por lo tanto, es la única teoría de los orígenes que puede ser considerada "científica". ¡Eso es una tontería! Los científicos partidarios de la Evolución, están rechazando una plausible teoría de los orígenes sin siquiera examinar honestamente sus méritos, porque no se ajusta a su estrecha e ilógica definición de lo que es "ciencia."

Si la Creación es verdad, entonces hay un Creador ante Quien somos responsables. La Evolución es un soporte para el ateísmo. La Evolución da a los ateos una base para explicar cómo existe la vida aparte de un Dios Creador. La Evolución niega la necesidad de un Dios que esté involucrado en el universo. La Evolución es la "teoría de la creación" para la "religión" del ateísmo. De acuerdo con la Biblia, la elección es clara. Podemos creer en la Palabra de nuestro omnipotente y omnisciente Dios, o podemos creer en las explicaciones de la ilógica tendencia "científica" de los necios.

¿Existe Dios?

¿Existe Dios? ¿Hay evidencia de la existencia de Dios? Encuentro interesante que se de tanta atención a este debate. Las últimas encuestas nos dicen que sobre el 90% de la gente en el mundo de hoy, cree en la existencia de Dios o en algún poder más alto. Sin embargo, de algún modo, la responsabilidad se coloca sobre aquellos quienes creen que Dios existe, para de alguna manera probar que El en realidad existe. Yo personalmente pienso que la responsabilidad está sobre los que no creen.

La existencia de Dios puede ser probada (la creación) pero no desmentida (Romanos 1:20). Sin embargo, aún la Biblia dice que deberíamos aceptar por fe, el hecho de que Dios existe, "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan" (Hebreos 11:6). Si Dios lo deseara así, simplemente podría aparecer, y "probar" a todo el mundo que El existe. Pero si lo hiciera, no habría necesidad de fe. "Jesús le dijo: porque me has visto, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron" (Juan 20:29).

Sin embargo, eso no significa que no hay evidencia de la existencia de Dios. La Biblia declara, "Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras" (Salmos 19:1-4). Al mirar las estrellas, al entender la inmensidad del universo, al observar las maravillas de la naturaleza, al ver la belleza de la puesta del sol – vemos que todas ellas apuntan hacia un Creador, Dios. Si esto no fuera suficiente, también hay evidencia de Dios en nuestros propios corazones. Eclesiastés 3:11 nos dice, "…y ha puesto eternidad en el corazón de los hombres…" Hay algo en lo profundo de nuestro ser, que reconoce que hay algo más allá de esta vida y alguien más allá de este mundo.

Intelectualmente podemos negar este conocimiento, pero la presencia de Dios en nosotros y a través de nosotros, todavía está ahí. A pesar de todo esto, la Biblia nos advierte que todavía hay algunos que niegan la existencia de Dios, "Dice el necio en su corazón: No hay Dios" (Salmos 14:1). Debido a que sobre el 98% de la gente a través de la historia, en todas las culturas, en todas las civilizaciones, en todos los continentes, creen en la existencia de algún tipo de Dios – debe haber algo (o alguien) que causa esta creencia.

Además de los argumentos bíblicos para la existencia de Dios, hay argumentos lógicos. Primero, tenemos el argumento ontológico. La forma más popular del argumento ontológico, usa básicamente el concepto de Dios para probar Su existencia. Este comienza con la definición de Dios como "Ese del cual no puede ser concebido uno más grande". Entonces se sostiene que existir es mayor que no existir, y por tanto el mayor ser concebible debe existir. Si Dios no existió, entonces Dios no sería el mayor ser concebible – pero eso iría a contradecir la definición misma de Dios. El segundo es el argumento teológico. El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.

Un tercer argumento lógico para la existencia de Dios es el denominado argumento cosmológico. Cada efecto debe tener una causa. Este universo y todo lo que en el hay es un efecto. Debe haber algo que causó que todo existiera. A la larga, debe haber algo "sin-razón" a fin de provocar que todo lo demás exista. Esa "sin-razón" es Dios. Un cuarto argumento es conocido como el argumento moral. Cada cultura a través de la historia ha tenido alguna forma de ley. Todos tienen un sentido de lo correcto y lo erróneo. El asesinato, la mentira, el robo, y la inmoralidad son rechazados casi universalmente. ¿De dónde vino ese sentido de lo correcto y lo erróneo, sino de un Dios santo?

A pesar de todo esto, la Biblia nos dice que la gente va a rechazar el conocimiento claro e innegable de Dios, y en lugar de ello, creer una mentira. Romanos 1:25 declara, "Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén." La Biblia también proclama que la gente no tiene excusa para no creer en Dios, "Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa" (Romanos 1:20).

La gente demanda no creer en Dios porque "no es científico" o "porque no hay pruebas". La razón verdadera es que una vez que la gente admite que hay un Dios, también deben darse cuenta de que son responsables hacia Dios y que están necesitados de Su perdón (Romanos 3:23; 8:23). Si Dios existe, entonces somos responsables por nuestras acciones hacia El. Si Dios no existe, entonces podemos hacer lo que queramos sin tener que preocuparnos porque Dios nos juzgue. Creo que esa es la razón por la que muchos en esta sociedad, están tan fuertemente aferrados a la evolución – para dar a la gente una alternativa de creer en un Dios Creador. Dios existe y a la larga todo el mundo sabe que El existe. El hecho mismo de que algunos intenten tan agresivamente refutar Su existencia es de hecho un argumento para Su existencia.

Permítame dar un último argumento para la existencia de Dios. ¿Cómo sé que existe Dios? Yo sé que Dios existe porque hablo con El todos los días. No lo escucho hablándome con voz audible, pero siento Su presencia, siento Su guía, conozco Su amor, deseo Su gracia. Han ocurrido cosas en mi vida que no tienen otra explicación posible sino Dios. Dios me ha tan milagrosamente cambiado mi vida que no puedo sino reconocer y alabar Su existencia. Ninguno de estos argumentos en sí, pueden persuadir a alguien que rehúsa reconocer lo que es tan claro. Al final, la existencia de Dios debe ser aceptada por fe (Hebreos 11:6). La fe en Dios no es un salto ciego a la oscuridad, este es un paso seguro a una habitación bien iluminada en donde ya se encuentra el 90% de la gente.

Argumento Para la Existencia de Dios

La pregunta de si hay un argumento concluyente para la existencia de Dios, ha sido debatida a través de la historia por gente extraordinariamente inteligente que se ha colocado a ambos lados de la disputa. En tiempos recientes, los argumentos contra de la posibilidad de la existencia de Dios han asumido un espíritu militante, que acusa a cualquiera que se atreva a creer en Dios, como alguien delirante e irracional. Karl Marx aseguraba que cualquiera que creyera en Dios debía tener un desorden mental que causaba la invalidación del intelecto. El psiquiatra Sigmund Freud escribió que una persona que creyera en un Dios Creador, era una persona delirante, y que sólo sostenía esas creencias debido a un factor de "cumplimiento de un deseo" lo que causó que Freud lo considerara como una posición injustificable. El filósofo Frederick Nietzsche dijo abiertamente que la fe equivalía a negarse a conocer lo que es verdadero. Las voces de estas tres figuras de la historia (junto con otras), ahora son simplemente repetidas por una nueva generación de ateos quienes claman que la creencia en Dios está intelectualmente injustificada.

¿Realmente es éste el caso? ¿El creer en Dios es mantener una posición racionalmente inaceptable? Fuera de lo referente a la Biblia, ¿puede establecerse un caso de la existencia de Dios que refute la posición tanto de los viejos como de los nuevos ateos, y ofrecer suficiente garantía para creer en un Creador? La respuesta es sí, se puede. Por otra parte, al demostrar la validez de un argumento a favor de la existencia de Dios, el caso del ateísmo resulta ser intelectualmente débil.

Para formar un argumento para la existencia de Dios, debemos comenzar por hacer las preguntas correctas. Comenzamos con la pregunta metafísicamente más básica: "¿Por qué tenemos algo, en vez de nada en absoluto?" Esta es la pregunta básica de la existencia - ¿Por qué estamos aquí; por qué está la Tierra aquí; por qué está aquí el universo en vez de la nada? Comentando sobre este punto, un teólogo ha dicho, "En un sentido, el hombre no hace las preguntas acerca de Dios; su existencia misma levanta la pregunta acerca de Dios."

Al considerar esta pregunta, hay cuatro posibles respuestas del por qué tenemos algo en vez de nada en absoluto:

1. La realidad es una ilusión.

2. La realidad es/fue auto-creada.

3. La realidad es auto-existente (eterna)

4. La realidad fue creada por algo que es auto-existente.

Así que, ¿cuál es la solución más plausible? Comencemos con la realidad siendo simplemente una ilusión, lo cual es la creencia de un número de religiones orientales. Esta opción fue excluida hace siglos por el filósofo Rene Descartes quien es famoso por su declaración, "Pienso, luego existo." Descartes, un matemático, argumentó que si él estaba pensando, entonces él debía "existir." En otras palabras, "Pienso, por lo tanto, no soy una ilusión." Las ilusiones requieren de algo que experimente la ilusión, y por otra parte, tú no puedes dudar de la existencia de ti mismo sin probar tu existencia; es un argumento auto-excluyente. Así que la posibilidad de que la realidad sea una ilusión queda eliminada.

La siguiente es la opción de que la realidad sea auto-creada. Cuando estudiamos filosofía, aprendemos sobre las declaraciones "analíticamente falsas", lo que significa que son falsas por definición. La posibilidad de que la realidad sea auto-creada es una de esos tipos de declaraciones por la simple razón de que algo no puede ser anterior a sí mismo. Si tú te creaste a ti mismo, entonces tú debes haber existido antes para que te crearas a ti mismo, pero eso simplemente no puede ser. En la evolución a veces se refieren a esto como la "generación espontánea" – algo que procede de la nada – una posición que pocos, si no es que ninguna persona razonable sostiene, simplemente porque no puedes obtener algo de la nada. Aún el ateo David Hume dijo, "Yo nunca juzgué tan absurda una proposición como la de que cualquier cosa puede surgir sin una causa." Puesto que algo no puede proceder de nada, la alternativa de la realidad como algo auto-creado es excluida.

Ahora, nos hemos quedado con solo dos elecciones – una realidad eterna, o la realidad siendo creada por algo que es eterno; un universo eterno o un Creador eterno. Un teólogo del siglo XVIII resumió esta encrucijada:

• Algo existe.

• La nada no puede crear algo.

• Por tanto, existe un "algo" necesario y eterno.

Notemos que tenemos que regresar a un "algo" eterno. El ateo que se burla del creyente en Dios por creer en un Creador eterno, debe recapacitar y aceptar la existencia de un universo eterno; es la única otra puerta que puede elegir. Pero ahora la pregunta es, ¿a dónde conduce la evidencia? ¿Acaso la evidencia apunta a la existencia de la materia antes que la mente, o a la mente antes que la materia?

Hasta ahora, todos los puntos clave de la evidencia científica y filosófica apuntan lejos de un universo eterno y hacia un Creador eterno. Desde el punto de vista científico, los científicos honestos admiten que el universo tuvo un principio, y todo lo que tiene un principio no es eterno. En otras palabras, todo lo que tiene un principio tiene una causa, y si el universo tuvo un principio, tuvo una causa. El hecho de que el universo tuvo un principio, es subrayado por evidencias tales como la segunda ley de la termodinámica, el eco de radiación del big bang descubierto a principios del siglo XX, el hecho de que el universo se esté expandiendo y pueda ser rastreado hasta un singular inicio, y la teoría de la relatividad de Einstein. Todas ellas prueban que el universo no es eterno.

Más aún, las leyes que rodean la causalidad hablan en contra de que el universo sea la causa última de todo lo que conocemos por este simple hecho: un efecto debe asemejarse a su causa. Siendo esto así, ningún ateo puede explicar cómo un universo impersonal, sin propósito, sin significado y amoral, accidentalmente creo seres (nosotros) que están llenos de personalidad y obsesionados con el propósito, el significado y las leyes morales. Tal cosa, desde el punto de vista causal, refuta por completo la idea de un universo natural dando origen a todo lo que existe. Así que al final, el concepto de un universo eterno es eliminado.

El filósofo J. S. Mill resumió a lo que ahora hemos llegado: "Es evidente en sí, que solo la Mente puede crear mente." La única conclusión racional y razonable es que un Creador eterno es el responsable por la realidad tal como la conocemos. O poniéndolo en un conjunto de declaraciones lógicas:

• Existe algo.

• Tú no obtienes algo de nada.

• Por tanto necesariamente existe "algo" eterno.

• Las únicas dos opciones son un universo eterno y un Creador eterno.

• La ciencia y la filosofía han descartado el concepto de un universo eterno.

• Por tanto, existe un Creador eterno.

El alguna vez ateo Lee Strobel, quien llegó a este resultado final hace muchos años, ha comentado, "Esencialmente, me di cuenta de que siendo ateo, tendría que creer que la nada produce todo; que la no-vida produce vida; la aleatoriedad produce sincronización; que el caos produce información; que la inconsciencia produce consciencia; y la no-razón produce razón. Estos saltos de fe simplemente fueron demasiado grandes para que los aceptara, especialmente a la luz del caso afirmativo para la existencia de Dios… En otras palabras, en mi evaluación, la cosmovisión cristiana justificó la totalidad de la evidencia mucho mejor que la cosmovisión atea."

Pero la próxima pregunta que debemos abordar es la siguiente: si existe un Creador eterno (y ya hemos demostrado que así es), ¿qué clase de Creador es Él? ¿Podemos inferir opiniones acerca de Él en base a las cosas que ha creado? En otras palabras ¿podremos entender la causa por sus efectos? La respuesta a esto es sí, podemos hacerlo, deduciendo las siguientes características:

• Él debe ser de naturaleza sobrenatural (puesto que Él creó el tiempo y el espacio).

• Él debe ser omnipotente (excesivamente poderoso).

• Él debe ser eterno (auto-existente).

• Él debe ser omnipresente (Él creó el espacio y no está limitado por él).

• Él debe ser eterno e inmutable (Él creó el tiempo).

• Él debe ser inmaterial porque trasciende el espacio y lo físico.

• Él debe ser personal (lo impersonal no puede crear la personalidad).

• Él debe ser infinito y único puesto que no puedes tener dos infinitos.

• Él debe ser plural y sin embargo tener unidad puesto que la unidad y la diversidad existen en la naturaleza.

• Él debe ser omnisciente (supremamente inteligente). Solo un ser cognoscitivo puede producir seres cognoscitivos.

• Él debe tener propósito puesto que creó todo deliberadamente.

• Él debe ser moral (ninguna ley moral puede obtenerse sin un dador).

• Él debe ser protector (o no habrían sido dadas leyes morales).

Siendo ciertas estas cosas, ahora preguntamos si alguna religión en el mundo describe a tal Creador. La respuesta a esto es sí: el Dios de la Biblia se ajusta perfectamente a este perfil. Él es sobrenatural (Génesis 1:1), poderoso (Jeremías 32:17), eterno (Salmo 90:2), omnipresente (Salmo 139:7), eterno/inmutable (Malaquías 3:6), inmaterial (Juan 5:24), personal (Génesis 3:9), necesario (Colosenses 1:17), infinito/único (Jeremías 23:24, Deuteronomio 6:4), plural pero con unidad (Mateo 28:19), inteligente (Salmo 147:4-5), con propósito (Jeremías 29:11), moral (Daniel 9:14), y protector (1 Pedro 5:6-7).

Un último punto por abordar sobre el tema de la existencia de Dios, es el asunto de cuán justificable es en realidad la posición del ateísmo. Puesto que el ateo afirma que la posición del creyente no es convincente, sólo es razonable voltear la pregunta y dirigirla de regreso a él. La primer cosa por entender es la afirmación que hace el ateo – "sin dios," que es lo que significa "ateo" – es una posición insostenible de adoptar desde el punto de vista filosófico. Como dice el jurista y filósofo Mortimer Adler, "Una proposición existencial afirmativa puede ser probada, pero una proposición existencial negativa – una que niega la existencia de algo – no puede ser probada." Por ejemplo, alguien puede asegurar que las águilas rojas existen y alguien más puede asegurar que las águilas rojas no existen. El primero sólo necesita encontrar una sola águila para probar su afirmación. Pero el segundo debe peinar el universo entero y literalmente estar en todo lugar al mismo tiempo para asegurarse que él no ha pasado inadvertida ninguna águila roja en alguna parte y en algún momento, lo cual es imposible de hacer. Esto es por lo que los ateos intelectualmente honestos, admitirán que ellos no pueden probar que Dios no existe.

En seguida, es importante entender el problema que rodea la seriedad de las afirmaciones de la verdad que se han hecho, y la cantidad de evidencia requerida para respaldar ciertas conclusiones. Por ejemplo, si alguien pone dos vasos de limonada frente a ti, y te dice que una puede ser más ácida que la otra; puesto que las consecuencias de elegir la bebida más ácida no son serias, no necesitarías una gran cantidad de evidencia para tomar tu decisión. Sin embargo, si el anfitrión le añadiera azúcar a un vaso pero en el otro pusiera veneno para ratas, entonces querrías tener la suficiente evidencia antes de tomar tu decisión.

Aquí es donde una persona sopesa las evidencias, al tratar de decidir entre el ateísmo y el creer en Dios. Puesto que el optar por el ateísmo podría resultar en irreparables consecuencias eternas, parecería que debiera demandarse del ateo presentar pruebas fundamentales y de peso para apoyar su postura, pero no puede. El ateísmo simplemente no puede presentar la prueba para la evidencia por la gravedad de los cargos que hace. En vez de ello, el ateo y aquellos a quien él convence de su posición, se deslizan a la eternidad con sus dedos cruzados, esperando no encontrar la desagradable verdad de que la eternidad realmente existe. Como dice Mortimer Adler, "Más consecuencias para la vida y la acción se derivan de la afirmación o negación de Dios, que de ninguna otra pregunta básica."

Así que ¿el creer en Dios tiene una garantía intelectual? ¿Existe un argumento racional, lógico y razonable para la existencia de Dios? Absolutamente. Mientras que los ateos tales como Freud aseguran que aquellos que creen en Dios simplemente quieren el cumplimiento de un deseo, obviamente es Freud y sus seguidores quienes realmente sufren del cumplimiento de un deseo: la esperanza y el deseo de que no haya un Dios, ni a quién entregar cuentas, y por lo tanto tampoco un juicio. Pero refutando a Freud está el Dios de la Biblia, quien afirma Su existencia y el hecho de que verdaderamente vendrá un juicio para aquellos que sabían dentro de ellos mismos la verdad de que Él existe, pero que suprimieron esa verdad ( Romanos 1:20). Pero para aquellos que responden a la evidencia de que realmente existe un Creador, Él ofrece el camino de salvación que ha sido logrado a través de Su Hijo, Jesucristo: "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios." (Juan 1:12-13)

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!