Estrellas: ¿Qué son las Estrellas? Estrellas Fugaces, Características, Definición, Significado

Proviene la palabra estrella, del latín “stella”, y es un astro dotado de su propia luz, que alumbra en las noches. La distancia entre estrellas se mide por años luz. El brillo de las estrellas es relativo, pues observamos como más brillantes las que nos son más próximas, y no todas emiten luz en forma constante con el mismo brillo. El brillo real de una estrella varía según su masa: a más masa, mayor brillo. Sin embargo, las más pequeñas viven más tiempo.

Las estrellas nacen como nubes de gas y polvo interestelar, que se llama nebulosa, que al calentarse hacen que el hidrógeno se transforme en helio capaz de liberar gran energía. Nuestro sistema solar es parte de una galaxia formada por alrededor de cien mil millones de estrellas, de distintas dimensiones y repartidas de forma irregular o sea, no uniforme.

¿QUÉ SON LAS ESTRELLAS?

Se calcula que en la Vía Láctea, nuestra galaxia, existen cientos de miles de millones de estrellas. No obstante, el ojo humano solamente es capaz de ver alrededor de 2.000 en cada uno de los hemisferios de la Tierra. ¿Te gustaría saber qué es una estrella?

Una estrella es una enorme esfera de gas muy caliente y brillante. Está aislada en el espacio y produce en su interior energía, que es transportada a su superficie e irradiada desde allí al espacio en todas direcciones.

La formación de una estrella se produce cuando la nube que se crea como consecuencia de la concentración de gas comienza a contraerse, y las partículas de gas en su interior chocan entre sí, cada vez con mayor frecuencia, provocando un aumento de la temperatura. En un momento dado, el calor en el núcleo de la nube llega a ser tal que hace que las partículas de hidrógeno se transformen en partículas de helio, produciendo así energía.

No todas las estrellas son iguales: se diferencian en los años, el tamaño, la temperatura… Teniendo en cuenta sus dimensiones, hay estrellas muy grandes y otras muy pequeñas. A mayor tamaño, más brillo -las más grandes son más brillantes que las de menor tamaño-. Al tener mayores dimensiones, la masa también es mayor, por lo que se genera mayor cantidad de energía interna. Sin embargo estas estrellas más luminosas gastan sus recursos energéticos mucho más rápido que las otras, lo que significa que viven menos. Las estrellas que son más pequeñas que nuestro Sol son rojizas y las que son más grandes son azules.

Temperaturas

Las estrellas son enormes aglomeraciones de gas, principalmente Hidrogeno, cuya temperatura es tan alta debido a la fusión de este elemento, que irradian luz a lo largo de todo el espectro electromagnético. Poseen diferentes temperaturas que varían desde los 2000 grados Celsius hasta los 50000.

De la misma forma que al calentar una pieza de metal cambia de color, al principio rojo, luego amarillo hasta llegar al blanco, el color de una estrella varia según su temperatura superficial. Las estrellas más frías son las rojas, y las mas calientes las azules. Estos colores suelen percibirse a simple vista, como por ejemplo Antares (la estrella principal de Scorpius) que es de color rojo, o Rigel (en Orion) de color azul. En astronomía se utiliza la escala Kelvin para indicar temperaturas, donde el cero absoluto es -273 grados Celsius.

Para definir el color de una estrella, Johnson y Morgan (1950), crearon el sistema UBV (del inglés Ultravioleta, Azul, Visible). Las mediciones se realizaban mediante un fotómetro fotoeléctrico para medir la intensidad de la radiación el longitudes de onda específicas:

Ultravioleta: 3000 Å a 4000 Å

Azul: 3600 Å a 5500 Å

Visual: 4800 Å a 6800 Å

Con estos datos se pudo crear una serie de escalas: (B-V), (U-B) y (B-V). Cuanto mayor el número, más roja es la estrella.

La tabla a continuación muestra el espectro electromagnético, con sus longitudes de onda.

Denominación

Longitud de Onda

Rayos Gamma

0.00000007 a 0.001 Å

Rayos X

0.001 a 100 Å

Luz Ultravioleta

100 a 3900 Å

Luz Visible

3900 a 7500 Å

Luz Infrarroja (fotográfica)

7500 a 15000 Å

Infrarrojo Cercano

15000 a 200000 Å

Infrarrojo Lejano

0.002 a 0.1 cm.

Microondas (ondas de radar)

0.1 a 250 cm.

Frecuencias elevadas (televisión)

2.5 a 15 m.

Onda corta de radio

15 a 180 m.

Banda de control aeronáutico

750 a 1500 m.

Onda larga de radio

1500 m en adelante

Las escalas son las siguientes:

1 Å (Ångstron) = 1x10-8 cm (centímetros) = 1x10-10 m (metros)

El ojo humano solo es capaz de percibir la pequeña porción que corresponde a la luz visible, situada entre los 3900 Å y 7500 Å, donde la menor se encuentra cerca del violeta y la mayor del rojo. El Sol emite en todas las longitudes de onda, pero solo llegan a la superficie una pequeña porción de estas, las demás son frenadas por la atmósfera: el ozono absorbe las mas altas longitudes de onda hasta el ultravioleta, y el vapor de agua absorbe gran parte de las infrarrojas.

¿QUÉ ES UNA ESTRELLA FUGAZ?

Las estrellas fugaces parecen distantes estrellas brillantes cruzando el cielo nocturno. Pero una estrella fugaz no es una estrella en absoluto, y tampoco está muy distante.

En tiempos antiguos, la gente pensaba que las estrellas fugaces formaban parte del clima, como los rayos o la niebla. Pero ahora sabemos que las estrellas fugaces son en realidad objetos del espacio exterior.

Fragmentos de rocas, algunos grandes y otros muy pequeños, están flotando por todas partes en el espacio. Algunos de estos pedazos de roca, llamados meteoroides, son atraídos a la Tierra y entran en nuestra atmósfera.

Estas rocas (en su mayoría del tamaño de granos de arena) se aproximan a la Tierra a velocidades de hasta 80 kilómetros por segundo, y la fricción del aire los calienta hasta que brillan como estrellas. Cuando ves una estrella fugaz, en realidad estás mirando un meteoro que se quema en la atmósfera. Pero tienes que ser rápido para ver una estrella fugaz: por lo general no duran más de uno o dos segundos antes de que consumirse por completo y desaparecer.

Algunos de los meteoros que llegan a la Tierra no se consumen por completo en nuestra atmósfera. Aproximadamente 75 millones de meteoros chocan en nuestra atmósfera cada día.

Debemos mencionar que el brillo, y también la frecuencia, con la que se presenta un meteoro varía considerablemente. Observamos un número mayor de meteoros de poco brillo y menor tamaño, y un número mucho menor de meteoros brillantes y por ende más grandes. Tal vez por esto parte de la población se sorprende y no identifica un meteoro brillante, que es la explicación más probable para el fenómeno producido hace unos meses en el norte de Chile. Cuando los meteoros son lo suficientemente grandes, podremos notar que dejan una estela de aire ionizado que puede durar por varios minutos. La estela del meteoro brillará con un color que dependerá de los gases que se han ionizado. Por ejemplo, una estela de color verde podría deberse a oxígeno (atmosférico) ionizado. Además, los elementos del meteoro que se vaporizan producirán colores que corresponderán al espectro de emisión de estos y que también depende de la temperatura alcanzada en el descenso.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!